25 de abril de 2019
30 de enero de 2010

El Ayuntamiento cede temporalmente del solar de la calle Doctor Fourquet al proyecto social 'Esto es una plaza'

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha cedido temporalmente el solar situado en el número 24 de la calle Doctor Fourquet, en el madrileño barrio de Lavapiés, al proyecto de autogestión 'Esto es una plaza', que realiza desde hace unos meses en el lugar actividades educativas, mercadillos y un huerto urbano, informó la entidad vecinal.

Así, la Dirección General de Gestión Urbanística del Consistorio madrileño ha dispuesto la realización de las actuaciones necesarias para la autorización "con carácter gratuito y provisional" de la mitad Oeste de esta parcela a favor de la asociación, "hasta tanto se le requiera por el Ayuntamiento para dejar libre la mencionada parcela, sin que dicha autorización pueda exceder de un plazo máximo de cinco años y ellos para el desarrollo del proyecto de autogestión vecinal que acompañan a la sociedad", señala el expediente sobre la autorización de ocupación.

La propuesta de resolución que se eleva a la delegada del Área de Gobierno de Urbanismo y Vivienda, Pilar Martínez, para su aprobación, señala que la autorización se concede exclusivamente para el fin y el plazo reseñado en la petición, "y únicamente se refiere a la utilización del suelo, sin perjuicio de la obtención de licencias, autorizaciones y permisos de cualquier tipo, incluidos los de agua y luz, que correrán a cargo del interesado, quien será responsable de cuantos daños puedan producirse a consecuencia de la ocupación autorizada".

Asimismo, la asociación deberá vallar la superficie cedida, asumiendo su coste y deberá dejar libre la parcela cuando así lo acuerde el Ayuntamiento y sin derecho a indemnización alguna. 'Esto es una plaza' deberá también adoptar las medidas pertinentes para garantizar la seguridad de las personas y del material de trabajo que desplacen al lugar, "sin afectar al tráfico rodado y tránsito peatonal del entorno, sin que el Ayuntamiento se responsabilice de ningún tipo de accidente que pudiera ocurrir".

Ante esta resolución, la asociación mostró su satisfacción pro al cesión y invitó al os vecinos a que empiecen juntos un proyecto "pionero en Madrid". "Nunca se había cedido un solar para llevar a cabo una plaza pública y este paso de gigante esperemos que pronto se extienda a otros solares abandonados", señalaron.

LA HISTORIA DE LA 'PLAZA'

El proyecto 'Esto es una plaza', que sus miembros definen como actividad experimental de reutilización de un espacio público nació después de que varios vecinos asistieran a un taller de intervención urbana. Después de preguntar por los habitantes de Lavapiés por lo que faltaba en el barrio, llegaron a la conclusión de que lo más demandado eran espacios abiertos y verdes por lo que aprovecharon un solar que llevaba 30 años abandonado para poner en marcha su proyecto.

"Pusimos una huerta, juegos para niños que incluían un campo de fútbol, petanca para los más mayores y un espacio de descanso con hamacas con la idea de hacer un teatro y actuaciones", recordó Roberta, una de las impulsoras de la iniciativa que subrayó que reutilizaron material abandonado en la misma finca para todos sus objetivos.

Ante el éxito de participación obtenido entre el vecindario, decidieron continuar los fines de semana, pero el Consistorio lo cerró, por lo que presentaron un proyecto de autogestión temporal al Ayuntamiento con idea de extenderlo durante un año "mientras el espacio estuviera vacío".

Fue tal la aceptación de los vecinos de la iniciativa que hasta una señora regaba desde su balcón el huerto por iniciativa propia y, de hecho, algún vecino pegaba de manera irónica un par de tractores de juguete en el muro.

Sin respuesta por parte del Ayuntamiento, los vecinos siguieron haciendo actividades en el exterior del solar. "Siempre había un montón de participación vecinal en los desayunos", recordó Roberta. Los vecinos, cansados de esperar, decidieron entrar y seguir trabajando en su proyecto durante los últimos tres fines de semana. El 21 de mayo pasado recibieron una llamada de una vecina porque "había entrado un tractor para destrozar todo".

A pesar de ello, los impulsores del proyecto continuaron hablando con los representantes municipales y convocándolos a desayunos populares en la 'plaza' algunos domingos, hasta que hace unos días conocieron la cesión temporal.