15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 28 de julio de 2010

    El Ayuntamiento cierra la cuenta general de 2009 con un superávit de 257 millones y cumpliendo el Plan ministerial

    MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Madrid cerró su cuenta general de 2009 y la de sus organismos autónomos en "equilibrio" y con un superávit de 257 millones de euros dando cumplimiento al Plan económico-financiero del Ministerio de Economía y Hacienda, como ha asegurado el delegado de Hacienda en el Ayuntamiento de Madrid, Juan Bravo, en el Pleno celebrado este miércoles en la Casa de la Villa.

    Bravo ha subrayado que las cuentas --una de las pocas administraciones en presentarlas en tiempo y forma-- se han cerrado "en equilibrio" en un "año complicado financieramente" y cuando el déficit en España ha sido del 11,2 por ciento, lo que conllevó, como ha recordado el edil, a las "recomendaciones de la Unión Europea".

    "En Madrid las cuentas están equilibradas y damos cumplimiento, aunque reconozco que con un año de retraso, con el Plan Económico-Financiero", ha destacado el edil tras recordar que este año han sido muchas las comunidades autónomas que han tenido que acudir a este tipo de planes.

    También ha aprovechado su intervención para arremeter contra las críticas de la oposición, que han sostenido que para conseguir estas cuentas saneadas se ha tenido que pasar por importantes ajustes. "Dicen que a base de ajustes hemos conseguido esas cuentas pero es que hay algunas administraciones, la inmensa mayoría, no lo han conseguido a pesar de los ajustes", ha declarado.

    Todo ello para recordar que fue el propio Gobierno de la Nación el que ha impuesto esos objetivos "con vuelta de tuercas" al resto de administraciones cuando el propio Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero "se aplica el mismo el catecismo pero sin conseguir el objetivo".

    A su vez, Juan Bravo ha subrayado que "una vez más, el Ayuntamiento de Madrid ha presentado la cuenta general en tiempo y forma", algo "fundamental" en los tiempos que corren para conocer la situación real de las haciendas públicas.

    En este sentido, ha indicado que únicamente una decena de ayuntamientos de la región, como el de la capital, han presentado las cuentas "en tiempo y forma", a diferencia de otros como "Getafe y Parla", con la participación en el Gobierno en su momento del portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, y del secretario general del PSM, Tomás Gómez, respectivamente.

    Por otro lado, el responsable de la Hacienda municipal ha recordado que desde 2004 la Cámara de Cuentas "no ha tenido que enmendar la plana" al Ayuntamiento por sus cuentas, por lo que ha dicho no entender "por qué (la oposición) trata de arrojar sombras".

    Por último, Bravo ha zanjado el debate sosteniendo, a diferencia de lo que ha criticado la oposición, que Madrid tiene una de las presiones fiscales más bajas, incluso después de la llegada de la Tasa de Basuras, y ha emplazado al PSOE a la comisión informativa de septiembre para concretar la inversión definitiva en la remodelación del Palacio de Cibeles después de que el portavoz socialista de Hacienda, Pablo García-Rojo, acusara al Gobierno municipal de someter a la obra a un continuo baile de cifras.