7 de agosto de 2020
13 de julio de 2020

El Ayuntamiento dará participación a los vecinos para pensar qué hacer tras la demolición del puente de Joaquín Costa

El Ayuntamiento dará participación a los vecinos para pensar qué hacer tras la demolición del puente de Joaquín Costa
Tráfico en una céntrica calle de Madrid, a 17 de marzo de 2014. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La delegada de Obras y Equipamientos del Ayuntamiento de Madrid, Paloma García, ha indicado este lunes que darán participación a los vecinos a la hora de decidir qué hacer tras la demolición del puente que une las calles de Joaquín Costa y Francisco Silvela sobre la glorieta de López de Hoyos y Príncipe de Vergara.

Hace dos días el Consistorio cortó al tráfico este puente al determinarse que la estructura ha llegado al límite de su vida útil. En una entrevista con Onda Madrid, recogida por Europa Press, la delegada de Obras ha explicado que están avanzando en el proyecto de desmantelamiento del mismo, estudiándolo con la empresa que lleva la conservación de la ciudad de Madrid para ver cuál es el tiempo y el importe, que entre hoy y mañana darán a conocer.

No obstante, Paloma García ha asegurado que tratarán de que este desmantelamiento se haga en el menor tiempo posible, de la misma manera del puente de la M-607 con cortes nocturnos, algo que cree que es una fórmula beneficiosa para los vecinos.

Al mismo tiempo que se produce el desmontaje, de forma paralela, lo que quieren hacer es coordinar a "mucha gente", como a la Junta de Distrito de Chamartín con el área de Movilidad y Ordenanza y ha apostado por dar "mucha participación a los vecinos". "En tres o cuatro meses se podrá pensar qué es lo que queremos hacer", ha vaticinado.

Sobre la posibilidad de que se construya otro puente o qué alternativas barajan la delegada ha indicado que hay que compaginar todos los puntos de vista pensando en el tráfico, los vecinos y en el precio pero cree que saldrá "algo razonable que sea seguro y bueno para la movilidad".

Asimismo, ha explicado que el pasado mes de febrero, en el marco de una inspección rutinaria, se pudieron comprobar unas fisuras longitudinales en el puente que han sido objeto de un análisis en profundidad para conocer las causas y posibles patologías de la estructura.

En ese mismo momento, como medida preventiva, se procedió al corte inmediato de un carril por sentido en el puente para reducir las cargas sobre el mismo.

El estudio, realizado por una empresa de reconocido prestigio en la materia, ha consistido en una evaluación de la situación de la estructura mediante ensayos de campo, extracción de muestras del material del puente y su análisis en laboratorio, todo ello coincidiendo con la crisis derivada de la Covid-19.

"Tuvimos la comunicación oficial el viernes y comenzaron los cortes de forma inmediata y los técnicos de movilidad van comprobando cómo van funcionando para hacer las modificaciones que se tengan que hacer en cada momento", ha trasladado al tiempo que ha vuelto a insistir en que todo ello se hará garantizando los mínimos perjuicios a los madrileños.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Madrid