15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 19 de febrero de 2014

    Ayuntamiento dice que la presencia de una subestación cerca de la comisaría de Arganzuela no genera problemas de salud

    MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Madrid ha remarcado que no tiene constancia de que las emisiones electromagnéticas derivadas de una subestación eléctrica cercana a la comisaría de la Unidad de distrito de Arganzuela tengan relación con problemas de salud, aunque se está "alerta" ante cualquier alteración médica que pudieran tener los trabajadores mediante los reconocimientos médicos pertinentes que se realizan.

    Por su parte, el grupo municipal socialista ha manifestado que existe preocupación entre los trabajadores por esta cuestión y que existen peticiones de traslado que se están cursando fundamentadas en la cercanía de dicha subestación, si bien no afirma que pueda haber relación de causa-efecto entre su presencia y alteraciones de la salud.

    El gerente de Madrid Salud, Antonio Prieto, ha manifestado en la Comisión municipal del ramo en relación a una pregunta formulada por el concejal del PSOE Pablo García-Rojo quien solicitó información sobre un posible riesgo para la salud por radiaciones electromagnéticas derivadas de una subestación eléctrica situada en las inmediaciones de la comisaria de la Unidad del distrito de Arganzuela.

    Prieto ha remarcado que la bibliografía científica y médica sobre este punto indica que no hay relación causa-efecto entre las emisiones de radiaciones electromagnéticas con afecciones para la salud.

    No obstante, ha indicado que se realizó un informe en 2011 donde se recogían los datos aportados por la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Sanidad, que se presentó en el Comité de Seguridad y Salud ese año a causa de la "preocupación" manifestada por los representantes de los trabajadores.

    También se ha acometido un informe de riesgos laborales en 2011 y que se presentó al mencionado Comité en 2012. El gerente de Madrid Salud ha afirmado que en 2013 se realizaron a 195 policías reconocimientos médicos mientras que 33 trabajadores destinados a esa comisaría rechazaron esa evaluación no acudiendo a la cita médica.

    "El departamento de Salud Laboral no tiene constancia de alteraciones significativas del estado de salud que puedan tener relación con lo planteado", ha comentado Prieto para agregar que la empresa encargada de la subestación, Iberdrola, remitió datos en 2010 dejando claro que la planta cumple con toda la normativa vigente.

    Por su parte, el edil socialista Pablo García-Rojo ha manifestado que "preocupación hay" entre los trabajadores y que ello deviene de la existencia de peticiones de traslado de personal de la comisaría que apuntan como razón la presencia de esa subestación eléctrica. No obstante, ha querido dejar claro que con su pregunta no afirma que exista una relación causa-efecto entre la subestación y problemas de salud.