24 de marzo de 2019
  • Sábado, 23 de Marzo
  • 30 de enero de 2010

    El Ayuntamiento gastará casi 70.000 euros en formar a las empresas privadas que tramitarán las licencias

    MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Madrid gastará 69.550 euros en formar a las empresas certificadoras privadas que tramitarán algunas de las licencias urbanísticas, una cantidad que incluye hasta 17.980 euros para el alquiler de una sala del Colegio de Aparejadores que será empleada como espacio formativo adicional.

    Así lo acreditan datos del área de Coordinación Institucional, a los que tuvo acceso Europa Press, que detallan los costes a los que las arcas municipales harán frente a la primera fase de formación de las entidades colaboradoras, prevista en la Ordenanza de Licencias aprobada en junio.

    Del total, 51.570 euros corresponden al pago de formadores y coordinadores mientras que los 17.980 restantes forman parte del alquiler de una sede distinta a la del Instituto de Formación y Estudios del Gobierno local de Madrid. En esa sala del Colegio de Aparejadores es donde se impartirá la tercera edición de los cursos que el Consistorio está impartiendo ya.

    Las dos primeras ediciones (del 11 de enero al 2 de marzo y del 14 de enero al 5 de marzo) tienen lugar en el Instituto, en la calle Almagro, mientras que la tercera (del 19 de enero al 10 de marzo) ha tenido que trasladarse a unas dependencias ajenas al Ayuntamiento. El Consistorio tiene previsto formar a 178 trabajadores, procedentes de las empresas privadas.

    EMPRESAS QUE "NO CUMPLEN REQUISITOS"

    Tras conocer el coste de la formación, el Grupo Municipal Socialista no dudó en arremeter contra el nuevo sistema de tramitación de licencias. El portavoz socialista de Urbanismo, Daniel Viondi, criticó en declaraciones a Europa Press que las arcas municipales "pagarán a unas empresas que no cumplen los requisitos para llevar a cabo la función certificadora".

    Y es que cuando entre en vigor la nueva ordenanza, a partir del 1 de abril, "gran parte de las empresas que están recibiendo la formación no llegarán a estar acreditadas definitivamente", sostuvo Viondi. A eso sumó que los madrileños siguen sin conocer cuánto les costará conseguir una licencia.

    "Este Gobierno derrocha dinero hasta en la formación de las empresas certificadoras. Vamos a pagar 17.980 euros, casi tres millones de las antiguas pesetas, sólo en alquilar un espacio para desarrollar la formación. ¿Es que no hay ninguna instalación municipal donde puedan impartir las clases?", se preguntó el socialista.

    Una cuarta parte de los expedientes de solicitudes de permisos de actividad que lleguen al Ayuntamiento de Madrid serán tramitados a partir del próximo 1 de abril desde la recientemente constituida Agencia municipal de Gestión de Licencias, la nueva herramienta creada para dar forma a la Ordenanza aprobada el pasado 29 de junio y que da entrada a las entidades certificantes privadas en la tramitación de estos procesos.

    El nuevo modelo abordará aproximadamente más del 24 por ciento de las licencias que desde la próxima primavera serán tramitadas y gestionadas por el nuevo organismo autónomo. La primera fase del procedimiento, en vigor desde el 1 de abril, se destinará a las comunicaciones previas y a las de implantación y modificación de actividad. La segunda, que arrancará en abril de 2011, supondrá la culminación del proceso dando cabida a todos los procesos ordinarios regulados por la Ley del Suelo.