23 de octubre de 2019
14 de marzo de 2009

El Ayuntamiento de Madrid creará un 'ecobarrio' en las colonias Plata y Castañar de Villaverde

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid creará un 'ecobarrio' en las colonias Plata y Castañar de Villaverde tras la aprobación de la modificación del Plan General que permite la creación de la nueva zona residencial con una superficie más de 243.000 metros cuadrados de superficie, de los que 76.191 serán zonas verdes, informó hoy el Consistorio madrileño.

La intervención urbanística del Ayuntamiento se centra en los terrenos de las colonias Plata y Castañar, donde se asentaba un núcleo de infraviviendas desmantelado. Se trata de una operación de reequilibrio territorial comprometido con la zona sur de Madrid, y un impulso social y económico para Villaverde.

El documento urbanístico aumenta un 47 por ciento los equipamientos de Villaverde, lo que permitirá crear un centro de educación infantil y primaria, una instalación deportiva y centros de salud, de mayores, sociocultural, y de servicio básico.

También habrá una red de aguas grises y pluviales que ahorrará entre un 25 por ciento-35 por ciento de agua potable, y un sistema centralizado de calor disminuirá la demanda de agua caliente y calefacción en un 40 por ciento.

Para desarrollar el 'ecobarrio', se ha aprobado de manera inicial una modificación puntual del Plan General en las dos áreas a las que se extiende el ámbito de Plata y Castañar -Arroyo de Butarque y Anillo Verde de Villaverde-, situado entre la carretera de Toledo, el casco urbano de Villaverde Alto y la Ciudad de los Ángeles. Aprobada la modificación, el Ayuntamiento ha abierto un periodo de información pública de un mes para presentar alegaciones al documento.

URBANISMO SOSTENIBLE

El nuevo barrio está basado en criterios de eficiencia energética y técnicas bioclimáticas, y su creación supondrá un significativo aumento de las zonas verdes y los equipamientos en los distritos del sur.

El documento urbanístico transforma la ordenación actual de los terrenos y destina 76.191 metros cuadrados a zonas verdes (10.399 más que lo previsto por el Plan General), 80.417 a viarios y 32.044 a equipamientos, lo que suma 188.652 metros cuadrados.

Por otra parte, se destinan 155.850 metros cuadrados a edificabilidad residencial, de la que el 40 por ciento será para vivienda protegida, y 7.048 a terciario y comercial, con el fin de dotar al barrio de la suficiente actividad económica y de servicios.

El nuevo barrio se ha diseñado en torno a dos corredores verdes concebidos como elementos microclimáticos que vertebrarán toda la ordenación. En cuanto a los edificios, su disposición se realizará atendiendo a criterios bioclimáticos, por lo que se orientarán preferentemente hacia el sur.

El diseño de las viviendas incorporará también aspectos bioclimáticos, como ventilación cruzada, soleamiento y muros con inercia térmica con capacidad de aislamiento del frío y el calor.

MOVILIDAD SOSTENIBLE

El nuevo barrio también apuesta por la movilidad sostenible para lo que se crearán itinerarios peatonales y ciclistas. Para mejorar la movilidad rodada se plantea un eje norte-sur que prolonga la calle de las Mareas y facilita las conexiones entre los distritos de Villaverde y de Usera.

Para los peatones habrá dos ejes viarios que facilitarán la comunicación interior y con el entorno. Así, está previsto mejorar la conexión del nuevo barrio con San Cristóbal y Villaverde Alto, el Parque y Polideportivo de Plata y Castañar y los equipamientos del entorno, entre ellos la estación de Cercanías de Puente de Alcocer, y la manzana dotacional y comercial de la UVA de Villaverde.

El nuevo 'ecobarrio' contará con una red que separará las aguas grises y pluviales, abastecerá la red de riego y supondrá un ahorro del 16 por ciento en el consumo de agua potable para riego. Esa cifra podría llegar hasta el 35 por ciento en el caso de que se utilizase para otros usos permitidos en los edificios como la recarga de inodoros.

Para producir agua caliente sanitaria y para calefacción habrá un sistema centralizado en una central urbana de producción de calor, que abastecerá a las subcentrales situadas en los edificios, lo que permitirá un ahorro del 40 por ciento respecto a la producción individual.

MÁS EQUIPAMIENTOS

El documento urbanístico incrementa en un 47 por ciento los equipamientos de Villaverde, aumentando 10.316 metros cuadrados de superficie hasta alcanzar los 32.044. La nueva edificabilidad se distribuirá entre un centro de educación infantil y primaria, una instalación deportiva y un centro sociocultural, un centro de salud, un centro de mayores y un servicio básico.

Por otra parte, el documento también impulsa el comercio de proximidad, para lo que se destinan 5.900 metros cuadrados de edificabilidad obligatoria, que se distribuirán en el entorno de los ejes principales o las áreas con mayor número de viviendas.