9 de agosto de 2020
19 de mayo de 2010

El Ayuntamiento rechaza instalar bancos en zonas como Sol porque "hay plazas estanciales y otras de paso"

Considera que este mobiliario podría obstaculizar la accesibilidad y recuerda que plazas como San Pedro o Picadilly tampoco tienen bancos

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid, a través de la delegada de Obras y Espacios Públicos, rechazó hoy instalar bancos en algunas zonas como la Puerta del Sol porque, según recordó la edil en la comisión ordinaria de su ramo, "hay plazas estanciales y otras concebidas como de paso".

"El espacio público madrileño es muy heterogéneo, presenta diferentes condiciones urbanísticas, de uso y de habitabilidad, por lo que el tratamiento del mismo tampoco puede ser uniforme", recordó González, añadiendo que "instalar bancos en algunos sitios como Sol supondría poner obstáculos para la accesibilidad".

Además, recordó que otras plazas emblemáticas del mundo como Picadilly Circus (Londres), Sant Jaume (Barcelona) o la plaza Roja de Moscú tampoco tienen bancos y eso no les resta calidad ni priva de su disfrute a los ciudadanos.

La delegada recordó también que, "por esa heterogeneidad", existen zonas públicas en la capital donde sí se han podido instalar estos elementos, tales como la plaza de Tirso de Molina (98 nuevos bancos individuales y 31 adosados), Bravo Murillo (232), General Ricardos (139) u Oporto (39). "Las situaciones son desiguales, no pueden tener un tratamiento igualitario", apostilló.

"Cuando algún vecino quiere un banco, los responsables de los distritos solicitan al área que sea colocado, pero hay casos en los que incluso se nos pide que se retiren porque su presencia facilita que en determinados horarios se genere una actividad no deseada para los vecinos y que molesta alrededor del banco", explicó.

Por su parte, el portavoz socialista en la comisión, José Manuel Rodríguez, criticó que para el Gobierno local "las plazas no estén para sentarse", ya que no es sólo la carencia de bancos la que lo impide, sino también la inexistencia de sombras o árboles. "Cuando no se dan soluciones a los problemas de los vecinos, se las inventan", añadió, poniendo como ejemplo el caso de Sol, donde los paseantes acaban sentados en el borde de la fuente o en el mismo suelo.

"Eviten que en situaciones futuras se actúe de la misma forma y pongan más mobiliario urbano en los espacios que ya están recuperados, porque muchos ciudadanos tienen la sensación de que esas plazas, que son bastante diáfanas, además de uso de paso para los ciudadanos sólo tienen un uso comercial, sienten que se les ha hurtado el espacio para colocar casetas y otras cosas", concluyó el edil.