21 de noviembre de 2019
29 de julio de 2009

Beteta dice que sigue sin conocer cifras y que se darán a conocer en agosto para que pasen desapercibidas

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, denunció hoy que todavía desconocen las cifras que le corresponden al Gobierno regional con el nuevo modelo de financiación autonómica acordado hace dos semanas y auguró que el Ejecutivo central las dará a conocer a mediados de agosto para que "pasen desapercibidas en la opinión pública".

Durante unas jornadas de Entorno Aragonex celebradas hoy, el consejero señaló que José Luis Rodríguez Zapatero tiene "madrileñofobia" y que el sistema de financiación aprobado en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera es "perjudicial" porque "no garantiza la suficiencia financiera".

Ésta es la razón por la que, según Beteta, el Gobierno central y la vicepresidenta tercera y responsable de Economía, Elena Salgado, está "retrasando y retrasando" el momento de dar a conocer las cifras. "Las dará el 15 de agosto con el fin de que pasen desapercibidas", subrayó.

Sin embargo, advirtió de que pese a que el Gobierno de Zapatero intente disuadir a los ciudadanos con la fecha, es una "realidad" que saldrá el "15 de septiembre, el 15 de octubre y el 15 de noviembre" cuando tengan que ponerse con los presupuestos del próximo años. "Se va a recordar porque es una realidad con la que vamos a tener que vivir durante todo el 2010", apostilló.

A su juicio, para las autonomías que han apoyado a priori el proyecto va a ser "muy difícil" explicar que la cantidad que van a recibir en el 2010 --todo sin saber todavía las cifras-- va a ser menor que la de 2009 "y cómo van a cuadrar los servicios públicos esenciales (Educación, Sanidad y Servicios Sociales) con menos fondos".

Beteta, que consideró que el sistema de financiación esconde una subida de impuestos, explicó que tras conocer el modelo de financiación en un documento de 76 folios para el que tenían 72 horas para leer, escribió al Ejecutivo central con el fin de hacerle una propuesta "de carácter temporal" hasta que se llegue a una solución definitiva.

Partiendo de la base de que opina que ahora no es el momento para cambiar el sistema de financiación autonómica por la época de crisis, el consejero propuso garantizar el principio de suficiencia y que en 2010 se gane lo mismo que en 2010, con el objetivo de mantener la sostenibilidad de los servicios públicos transferidos.

Sin embargo, aseguró sentirse como cuando "San Pablo escribe a los Efesios", porque se sabe y hay constancia de lo que le dice San Pablo a éstos pero se desconoce qué es lo que le contestan. Según Beteta, no ha habido respuesta por su parte más que "silencio", por lo que siguen sin saber las cifras que le corresponden a Madrid.