17 de noviembre de 2019
15 de julio de 2008

Beteta pide un "acuerdo unánime" en materia de financiación autonómica que refleje las necesidades de todas las regiones

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, señaló hoy que el objetivo de la Comunidad de Madrid en materia de financiación autonómica y de cara a la celebración del Consejo de Política Fiscal y Financiera, es llegar a un "acuerdo unánime" entre todas las comunidades que refleje las necesidades de cada una.

Según Beteta, el Gobierno madrileño no busca con el tema de la financiación "una discrepancia política" sino que está intentando "lo mismo" que se obtuvo con el Gobierno de José María Aznar. "Fue saber encontrar el punto de equilibrio donde todos vieran reflejados su necesidad y todo el mundo firmó porque todo el mundo entendió que era razonable", indicó.

Sin embargo, señaló que en la evolución de estos años se han dado circunstancias "internas y externas" como la gran inmigración que ha incrementado la población y "ha habido que producir un rápido reinversionamiento de los servicios públicos que tienen que prestar en las comunidades autónomas".

En cuanto a las cuestiones internas, apuntó que el sistema actual de financiación no se ha adecuado a dos cuestiones esenciales. Por un lado, a la población, "a pesar de que año tras año el Instituto Nacional de Estadística detectaba este incremento", y el principio de lealtad constitucional, "que no se ha desarrollado".

A su juicio, esto se ve reflejado en una cuestión tan básica como es la Ley de Dependencia, donde no se han puesto los recursos para llevarla a cabo. "El sistema está bien diseñado pero en su ejecución no está bien ejecutado y esto hay que corregirlo mediante elementos que automaticen el incremento de la población anual, recalculen anualmente el modelo a las alteraciones que haya en la población y que cuando se apruebe cualquier norma en las Cortes generales lleven implícita una regla sobre cómo afecta eso al sistema de financiación", apuntó.

"Y de este modo se pasa de las musas al teatro, de lo que es el principio de lealtad constitucional a lo que es dinerito en el Banco", señaló Beteta, quien explicó que los gobiernos autonómicos tienen que pagar, "no con versos sino con billetes", los servicios públicos que prestan. "Nos gusta mucho el principio de lealtad constitucional, pero nos gusta mucho más el dinero que se incremente con la financiación autonómica", destacó.

No obstante, el consejero, que se reunirá este jueves con el secretario de Estado de Hacienda "para empezar un intercambio de opiniones sobre los temas de financiación", apuntó que la Comunidad de Madrid cree que el esquema del actual sistema de financiación es "correcto" porque "parte de un análisis de lo que son las distintas competencias de las comunidades autónomas y su financiación atendiendo a un hecho esencial, que es que el ciudadano recibe directamente el servicio que se presta", añadió.

"Hay dispersión territorial, eso es una realidad en nuestra España", reconoció Beteta, que reiteró que en el sistema de financiación tiene que recoger el principio de solidaridad y "atender a los diferentes de modo diferente".