21 de febrero de 2019
18 de septiembre de 2018

La brecha de género en el trabajo está relacionada con la desigualdad de responsabilidades, según la UAH

La brecha de género en el trabajo está relacionada con la desigualdad de responsabilidades, según la UAH
IMDEA NETWORKS INSTITUTE - ARCHIVO

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La brecha de género en el trabajo está relacionada con la desigualdad de responsabilidades, a pesar de que hasta los 30 años la tasa de actividad es similar entre hombres y mujeres pero, a partir de los 30, la brecha se incrementa hasta el 12 por ciento de media, según la Universidad de Alcalá de Henares (UAH).

Y es que, como señalan las investigadoras, "cuando las mujeres trabajan lo hacen en unos puestos distintos de los que ocupan los hombres, con mayores tasas de empleo a tiempo parcial y concentrándose en determinados sectores económicos y ocupaciones". Todo ello, a su parecer, "contribuye a que los salarios medios de las mujeres sean inferiores a los de los hombres".

Otro punto que pone al descubierto el estudio, que se sustenta en los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) para el periodo comprendido entre 2005 y 2017, es que al llegar a la maternidad muchas mujeres buscan empleos "con la suficiente flexibilidad para compatibilizar familia y trabajo, dando lugar a una segregación ocupacional que concentra a las mujeres en puestos de salarios más bajos".

Por otro lado, las mujeres "acumulan menor experiencia laboral a lo largo de su vida activa, trabajando menos horas o interrumpiendo su participación laboral", lo que supone "una depreciación y una menor acumulación de capital humano que se traduce en una penalización salarial".

"Para las que han invertido en su formación, permanecer en el hogar y renunciar a un salario de mercado deja de ser una alternativa. Por este motivo la trayectoria 'natural' de las mujeres más formadas es la de acceder y permanecer en el mercado laboral a lo largo de su vida activa, frente al modelo 'tradicional', en el que la llegada de los hijos apartaba a las mujeres del mundo del trabajo', han explicado las investigadoras.

Para las investigadoras, la mitigación de esta brecha de género en el mercado laboral pasa por el desarrollo de "políticas sociales y laborales centradas tanto en el fomento del empleo y la igualdad, como en la conciliación de la vida familiar y laboral".

"No se trata tan solo de que haya más mujeres trabajando, hay que lograr que no sea a costa de segregar el mercado generando empleos femeninos con peor remuneración y peores condiciones de trabajo que los hombres", han sostenido.