8 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

La campaña 'HELP-Una vida sin tabaco' llega a la Autónoma para que los alumnos se informen sobre los perjuicios de fumar

Los estudiantes podrán conocer el nivel de monóxido de carbono en sus pulmones en un stand situado en el campus de Cantoblanco

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La campaña 'HELP-Una vida sin tabaco' llegará hoy a la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) con motivo de la celebración del Día Mundial del Tabaco el próximo lunes y con el objetivo de que los alumnos conozcan, hasta el jueves, los perjuicios de este hábito en la salud y los niveles de monóxido de carbono en sus pulmones.

Según informó hoy la UAM en un comunicado, esta acción conjunta con la Unión Europea buscará "sensibilizar e informar a estudiantes y personal sobre los riesgos del humo, tanto activo como pasivo".

Así, desde hoy y hasta el jueves se instalará un stand en los aparcamientos del Campus de Cantoblanco, junto a las paradas de los autobuses, donde se invitará a los que lo deseen a medir el nivel de monóxido de carbono presente en sus pulmones.

Además, durante estos tres días, el público tendrá la oportunidad de compartir a través de un vídeo sus trucos y consejos para dejar de fumar, o para no empezar.

CAMPAÑA HELP

La campaña HELP está enfocada a los jóvenes de entre 15 y 34 años y sus principales objetivos son informar sobre los efectos del tabaquismo, conseguir animar a los fumadores a dejar de fumar y estimular a los no fumadores para no iniciarse en este hábito.

Con más de 12 millones de visitas desde 2005, la página web de HELP (www.help-eu.com) se ha convertido en una fuente de ayuda especializada para los ciudadanos europeos y, especialmente para los jóvenes que buscan información relacionada con el abandono del hábito, la prevención y el tabaquismo pasivo.

En este contexto, para llegar a su público objetivo, HELP hace un uso generalizado de Internet y de los nuevos medios de comunicación en general, lo que hace que esta campaña esté realmente integrada y sea verdaderamente participativa.

Según cifras de la Comisión Europea, el tabaco mata cada año a 650.000 personas en la Unión Europea --19.000 de ellos son fumadores pasivos--, lo que supone uno de cada siete fallecimientos y la principal causa de muerte evitable.

Y es que el monóxido de carbono es un gas contaminante extremadamente tóxico asociado a la combustión y uno de los componentes más peligrosos del humo del tabaco tanto para los fumadores como para los que los rodean, que reduce la eficiencia del sistema cardiovascular y eleva el riesgo de formación de coágulos sanguíneos, entre otros riesgos.