20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 31 de mayo de 2018

    CCOO pedirá a la Seguridad Social que determine si dos exempleados de Metro fallecidos estuvieron afectados por amianto

    CCOO pedirá a la Seguridad Social que determine si dos exempleados de Metro fallecidos estuvieron afectados por amianto
    CEDIDA - ARCHIVO

    MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

    CCOO solicitará al Instituto Nacional de la Seguridad Social que determine si dos extrabajadores de Metro ya fallecidos pudieron morir a causa de enfermedades relacionadas con exposición al amianto durante su etapa en la compañía.

    Así lo han indicado en rueda de prensa el secretario general de la sección sindical de CCOO en el suburbano, Juan Carlos de la Cruz, y la secretaria de Salud Laboral del sindicato, Carmen Mancheño, tras comunicar ayer la empresa que corresponde a la Seguridad Social analizar este aspecto, puesto que son personas que no integran ya la plantilla del suburbano.

    El sindicato planteó a principios y mediados de mayo que se reconocieran las enfermedades profesionales de estos dos empleados ante la sospecha de que pudieron morir por asbestosis, para lo cual remitieron informes médicos.

    Un total de cuatro empleados en activo han obtenido el reconocimiento de enfermedad profesional por estar expuestos a fibras de este material potencialmente cancerígeno.

    Ante ello, la compañía respondió ayer, en un documento al que ha tenido acceso Europa Press, que "sin entrar a analizar el fondo del asunto, la solicitud no puede ser atenida debido a que la determinación del carácter profesional de una enfermedad, respecto de los trabajadores que no encuentran en situación de alta, corresponde en exclusiva al Instituto Nacional de la Seguridad Social".

    Los dos responsables sindicales han explicado que remitirán esta solicitud y la información médica disponible de estos dos casos a la Seguridad Social.

    De la Cruz ha recordado que la Inspección de Trabajo ha levantado dos actas de propuestas de sanción a la compañía. Una por importe de 191.000 euros al entender que no tomó medidas suficientes para evitar la exposición de los trabajadores al amianto y una segunda por un retraso de dos años en reconocer la enfermedad profesional de uno de los empleados afectados por asbestosis.

    Se trata del empleado de mantenimiento de escaleras que compareció en la Asamblea de Madrid (Santos González Roldán) y explicó que en 2016 obtuvo un informe médico del Hospital de La Paz que detectó asbestosis pero que no obtuvo el reconocimiento de la enfermedad profesional hasta este año.

    Además, ha señalado que el cuarto trabajador con enfermedad profesional reconocida pasó un reconocimiento médico del suburbano en octubre de 2017 que no detectó asbestosis, aunque posteriormente fue a un neumólogo de La Paz que sí apreció la enfermedad tras una radiografía de alta resolución.

    El responsable de la sección sindical de CCOO en Metro ha reclamado reconocimientos médicos a trabajadores que ya no están en la plantilla de la compañía, como el caso de los empleados afectados por el ERE en el suburbano.

    Por otro lado, fuentes sindicales han indicado a Europa Press que varios trabajadores que han pasado ya por el reconocimiento médico de la compañía han acudido a servicios hospitalarios para pasar por reconocimientos médicos.

    METRO HARÁ RECONOCIMIENTOS VOLUNTARIOS

    Precisamente este jueves se ha conocido que la Comunidad de Madrid va a ofrecer a todos los empleados de Metro la posibilidad de someterse voluntariamente a un reconocimiento médico para descartar cualquier problema de salud relacionado con la presencia de amianto en las instalaciones del suburbano.

    Así lo han acordado hoy la dirección de Metro y los sindicatos durante la reunión de la Comisión de Seguimiento y ejecución de la estrategia de acción para la gestión del amianto, ha informado el suburbano.

    Este acuerdo, que permite a toda la plantilla acceder a las pruebas si así lo desean, se une a la reciente decisión de ampliar el número de trabajadores sujetos a la Vigilancia Específica Sanitaria a cerca de 1.000 empleados, frente a los 470 previstos inicialmente.

    En los próximos días, la Dirección comunicará las condiciones en las que todos los trabajadores en activo de la empresa, que no estén sujetos al citado procedimiento de Vigilancia de la Salud específica para el amianto en la que están incluidos los cerca de 1.000 trabajadores antes citados, podrán solicitar también, si lo desean, la realización de pruebas específicas.

    Estas pruebas son adicionales a las que se vienen realizando habitualmente en el reconocimiento médico anual previsto en el convenio colectivo) y tienen como objetivo "dar respuesta a situaciones de inquietud y preocupación que se han manifestado entre los trabajadores, a raíz de los casos de enfermedad profesional que se han declarado recientemente".

    Para leer más