12 de julio de 2020
3 de junio de 2009

CCOO y UGT rechazan en el CES la Ley de Medidas Fiscales contra la crisis de Aguirre

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Sindical del Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid, formado por Comisiones Obreras y UGT, rechazó hoy el Proyecto de Ley de medidas Fiscales contra la Crisis de la Comunidad de Madrid porque, a su juicio, obvia la crisis y busca la confrontación con la Administración Central. "Para Esperanza Aguirre no hay crisis, por eso sigue confrontando con el Gobierno central y haciendo regalos a las rentas altas", indican en un comunicado.

"Es una simple reafirmación en el mismo modelo económico que nos ha conducido a la crisis actual, un modelo económico ultraliberal que beneficia a las rentas más altas", indican.

El anteproyecto se centra básicamente en tres medidas. La primera, una deducción por inversión en vivienda habitual de nueva construcción, por la que cada beneficiario podrá deducirse hasta 90 euros. La segunda, una deducción autonómica complementaria al tramo autonómico de la deducción por inversión en vivienda habitual, que implicaría un importe medio de 350 euros en el año 2011 en el mayor de los casos, si el Parlamento nacional decidiera suprimir esta deducción para las rentas altas.

Para el Grupo Sindical estas dos medidas son de "propaganda" ya que las cuantías son ridículas o se derivan hasta el 2011. "Una vez más se intenta confundir a los madrileños con una supuesta solución para dinamizar el mercado inmobiliario, que no es más que una nueva la confrontación con la Administración Central", manifiesta.

La tercera, es el establecimiento del cero por ciento sobre las cuotas exigibles a partir del uno de enero de 2010 sobre el Impuesto de Actividades Económicas. El Grupo Sindical considera que eliminar dicha deducción no tiene efectos sobre la crisis, porque no incide sobre las empresas que soportan problemas económicos y financieros, pero en cambio, supone para los recursos públicos una nueva merma de 18,6 millones de euros.

Por otro lado, el Grupo Sindical denuncia que el Gobierno Regional incentiva la compra de coches de lujo y contaminantes, con la aprobación de una subvención para la compra de coches equivalente al 20% del Impuesto de Matriculación. Según este Grupo, con esta fórmula se beneficia las rentas altas, en lugar de crear empleo y beneficiar a las actividades económicas del sector de la automoción.

El Grupo Sindical del CES de la Comunidad de Madrid recomienda para abordar esta crisis la necesaria colaboración de todas Administraciones así como de los agentes sociales, y "ha exigido al Gobierno Regional la superación de viejos postulados neoconservadores que son los responsables de la actual situación".