26 de marzo de 2019
  • Lunes, 25 de Marzo
  • 3 de noviembre de 2008

    Centro.-Ayuntamiento modificará el PGOU para erradicar infraviviendas manteniendo la edificabilidad de los pisos a rehabilitar

    La Comunidad anuncia un Plan de Rehabilitación que, por primera vez, se diseñará de forma independiente al de Vivienda

    MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Madrid introducirá modificaciones en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1997 con el fin de erradicar las infraviviendas del centro histórico de la capital mediante un cambio normativo que permitirá mantener la edificabilidad en los pisos a rehabilitar, señaló hoy la delegada de Urbanismo en el Consistorio, Pilar Martínez, tras afirmar que el nuevo instrumento que permitirá intervenir en manzanas, en ámbitos continuos, podría iniciar la tramitación antes de que finalice el año.

    Martínez, que presidió el acto de inauguración de las jornadas que conmemoran el décimo aniversario de la rehabilitación de Lavapiés, detalló que esta propuesta pasa en primer lugar por una definición exacta de lo que es una infravivienda. La delegada expuso que como tal se considerarán aquellos espacios de menos de 25 metros cuadrados, con deficiencias en la ventilación e iluminación, sin olvidar otros aspectos relacionados con los servicios básicos que cualquier piso debe disponer, como luz y saneamientos.

    En la reunión de junio de la Mesa de Rehabilitación --un instrumento que, como recordó, se creó esta legislatura con la participación de los partidos presentes en el Consistorio, colegios profesionales, entidades vecinales, expertos y administraciones públicas-- ya se anunció que el plan para erradicar la infravivienda en el centro histórico debería contar con el visto bueno de la Comunidad de Madrid.

    REHABILITACIÓN Y RENTABILIDAD ECONÓMICA

    Y es que el PGOU vigente establece que para rehabilitar hay que reducir la edificabilidad, una medida con la que no le salen las cuentas a los propietarios de los inmuebles, de titularidad privada, por lo que muchos deciden que los planes de rehabilitación no se lleven adelante. Lo que el Ayuntamiento introducirá será que la infravivienda mantenga la edificabilidad para que sea viable el proceso de renovación.

    Las modificaciones que pretende incluir el Consistorio en el Plan General permitirían asimismo que los bajos de estos edificios a rehabilitar en el centro histórico de Madrid se destinarán, en muchos casos, a equipamientos públicos con el fin de multiplicar este tipo de dotaciones entre el vecindario.

    Martínez recordó además que esta iniciativa no es la única puesta en marcha en el corazón de la capital: destacó la estrategia para potenciar los usos lúdicos y culturales de Gran Vía, la potenciación comercial de Sol, Montera y Jacinto Benavente, el Plan Integral de la Plaza Mayor, el Plan Director de la Calidad de la Escena Urbana, las actuaciones en el entorno del Manzanares y el Prado-Recoletos, que aunque no comenzará a ejecutarse en 2009 sí que lo hará "a lo largo de la legislatura".

    MÁS DE 8.400 ACTUACIONES EN LAVAPIÉS

    Con respecto a Lavapiés, el barrio que ahora celebra el décimo aniversario de su rehabilitación, acometida con inversiones municipales, regionales y estatales, la delegada de Urbanismo subrayó que en esta década se han invertido en la zona 88,5 millones de euros, de los que 60 corresponden a la rehabilitación de edificios y 24,7 fueron aportados por el Ayuntamiento.

    Gracias a esas inversiones los vecinos de Lavapiés pueden disfrutar de 8.488 actuaciones, de las que 7.000 correspondieron a viviendas y 831 a locales comerciales, a lo que se suman los 115 metros cuadrados de viario que han sido mejorados.

    Por su parte, el director general de Vivienda de la Comunidad de Madrid, Juan Van-Halen, anunció hoy en las jornadas que el Gobierno regional pondrá en marcha por primera vez un Plan de Rehabilitación, ejecutable entre los años 2009 y 2012, concebido de forma independiente Al Plan de Vivienda. "Es un símbolo para expresar nuestra apuesta por la rehabilitación porque ésta tiene que ser la legislatura de la rehabilitación", manifestó.

    Van-Halen destacó que este nuevo plan estará dotado con "más ayudas", que podrán ascender hasta los 9.000 euros, con las que, además, se pretende hacer un guiño a la sostenibilidad. A todo eso se sumará una nueva figura, la del 'gestor personal de rehabilitación', que asesorará a los ciudadanos sobre cómo solicitar esas subvenciones.