2 de abril de 2020
4 de octubre de 2014

CentroCentro descubre al Le Corbusier más desconocido

La muestra llega a Madrid para descubrir al público por primera vez un material que el artista siempre mantuvo en la intimidad

CentroCentro descubre al Le Corbusier más desconocido
AYTO. DE MADRID

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

CentroCentro Cibeles acoge desde hoy la exposición 'Le Corbusier. Postales: una visión del mundo', una mirada espontánea y renovada sobre la extensa y multidisciplinar obra del artista a partir de las tarjetas postales que coleccionó a lo largo de su vida, y que fueron objeto de ensueño e investigación para él.

Tras su exposición en Bruselas, la muestra llega a Madrid para descubrir al público por primera vez un material que Le Corbusier siempre mantuvo en la intimidad, ha informado el Ayuntamiento de Madrid.

Una selección de 168 postales --arropada de diversas referencias gráficas a sus cuadernos de apuntes, escritos, libros y dibujos--, que permite una relectura de las que fueron sus fuentes de inspiración y sumerge al visitante en su universo imaginario y creativo.

Organizada en colaboración con el CIVA (Centre International pour la Ville, l'Architecture et le Paysage), con sede en Bruselas, con el apoyo de Fondation Le Corbusier (París) y comisariada por el arquitecto Luis Burriel Bielza, se puede visitar en la 4ª planta de CentroCentro Cibeles hasta el 5 de abril de 2015, de forma gratuita.

UN FONDO DOCUMENTAL DESCONOCIDO

El genio que revolucionó la arquitectura y el urbanismo del siglo XX comenzó a coleccionar tarjetas postales alrededor de 1907 y continuó a lo largo de toda su carrera, llegando a contar con cerca de 2.300 ejemplares.

Le Corbusier explotó este soporte en todos sus frentes desde los inicios de una gloriosa época en la que su uso se extendía con rapidez, como alternativa a la fotografía, hasta los años maduros donde llega a formar parte de los medios publicitarios con los que dará a conocer su propia obra. Las postales eran a la vez un instrumento de aprendizaje y un medio para la fantasía y la liberación.

Luis Buriel, comisario de la muestra, basó su tesis doctoral en la iglesia parroquial de Saint-Pierre de Firminy (1960-2006), un proyecto del arquitecto suizo concebido entre 1960 y 1965 y desarrollado y construido entre 1970 y 2006 por su antiguo colaborador José Oubrerie.

Durante su investigación fue cautivado por este fondo de más de 2.000 tarjetas perfectamente conservadas en la Fondation Le Corbusier que, hasta el momento, no había sido estudiado en su conjunto. Su investigación ha abierto una nueva dimensión en la inagotable mina que todavía hoy constituye el trabajo de Le Corbusier.

Para leer más