22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 21 de junio de 2009

    Los centros madrileños afrontan la evaluación de la materia sin problemas pese a las objeciones de inicio de curso

    MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Los centros escolares de la Comunidad de Madrid han afrontado la evaluación de Educación para la Ciudadanía (EpC) sin ningún tipo de problemas pese a las objeciones que se registraron al principio de curso, cuando el Tribunal Supremo aún no se había pronunciado y algunas familias decidieron que sus hijos no cursaran la materia.

    Según informaron a Europa Press fuentes de la Consejería de Educación, en este Departamento no han recibido ningún tipo de incidencia al respecto, ni aun a finales de curso, cuando los institutos y los centros concertados y privados han tenido que evaluar a los alumnos, incluidos los que objetaron en principio.

    Precisamente, en la región, el Gobierno de Esperanza Aguirre dio una serie de instrucciones a los centros para los estudiantes que no quisieran cursar la materia, por lo menos, hasta que el Supremo se pronunciase al respecto. Así, pusieron como alternativa la realización de trabajos sobre derechos humanos y la Constitución o tareas de voluntariado en el centro.

    Por su parte, el secretario general de Federación Española de Religiosos de Enseñanza (FERE) en Madrid, Emilio Díaz, aclaró a Europa Press que, frente al registro de otras comunidades, la incidencia de la objeción en la región "ha sido muy escasa", tanto antes como después de la sentencia del Alto Tribunal.

    Esto, explicó, no significa que haya una "postura a favor de la asignatura", sino que los padres muestran "confianza" en los centros de cómo iban a impartir la asignatura "siguiendo la orientación y el caracter propio de cada uno" de estos centros escolares que daban la materia en 2º y 4º de la ESO.

    Así, explicó que con los alumnos que secundaron esta objeción, los centros "han tomado medidas" concretas, por lo que "no ha habido incidencias ni se han registrado problemas". Por ejemplo, una de las opciones que se han llevado a cabo es dar validez a los contenidos que cada centro había hecho para los objetores.

    Parte de la materia de Educación para la Ciudadanía "ya estaba cursada a través de los trabajos que se habían realizado al principio" sobre cuestiones como los derechos fundamentales. "Este tiempo (el de la objeción) no ha sido baldío porque se ha dado validez a estos trabajos realizados en este periodo", apostilló.

    En otros casos, se ha considerado que había contenidos de la asignatura que no se habían cursado y por su importancia, se ha decidido realizar trabajos de recuperación. "En algunos casos había que compensar los contenidos porque se consideraban importantes", concluyó.