19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 21 de enero de 2014

    CGT, CSIF y CC.OO. inician este martes huelga indefinida de recogida de residuos

    ALCORCÓN, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Los sindicatos CGT, CSIF y CC.OO. en la empresa pública ESMASA inician este martes, a partir de las 6 horas, una huelga indefinida de recogida de residuos en el municipio de Alcorcón contra la externalización del servicio de retirada de vidrio, tras no alcanzar acuerdo con la empresa.

    "Seguimos manteniendo la huelga indefinida, puesto que la empresa no quiere respetar lo firmado en el convenio sobre el mantenimiento de todos los servicios", ha señalado el delegado de CGT, Jesús Santos, uno de los sindicatos convocantes.

    La confirmación llegaba después de que el pasado viernes sindicatos y empresa no llegasen a ningún acuerdo. Desde ESMASA se planteó el aplazamiento de la huelga, pero la Asamblea General de trabajadores este mismo lunes ha rechazado la propuesta por 108 de los 115 trabajadores presentes --de los 140 que componen la plantilla de residuos--.

    Santos ha reiterado que, "en ningún momento la huelga se hace por una mejora laboral, ni salarial", sino por no perder carga de trabajo. "Lo que pedimos es que no desmantelen los servicios públicos", ha insistido.

    De esta forma, ha trasladado el temor de los trabajadores de que este sea el inicio de "la privatización del resto de áreas" y que, por tanto, signifique futuros despidos.

    También, desde los sindicatos convocantes de la huelga, han querido tranquilizar y dar apoyo a los trabajadores del Ayuntamiento, que ayer se manifestaban contra los "despidos que incluye el presupuesto 2014", aprobados inicialmente en el día de hoy.

    "Desde las secciones sindicales de ESMASA convocantes de la huelga queremos mostrar nuestro total y absoluto apoyo a los trabajadores del Ayuntamiento, transmitiendo que ni hemos negociado, ni vamos a negociar el realizar ningún servicio que ya estén prestando ellos", han especificado.

    Finalmente, han criticado que la empresa pública no haya dado las listas de los servicios mínimos, "como es su obligación", a pocas horas del inicio de la huelga.

    UGT SE DESCUELGA

    Por su parte, el sindicato UGT ha puntualizado que si no secundan la huelga no es por el fondo del asunto sino por la forma. "No es que vayamos a actuar en contra de lo que ellos convocan, porque, en realidad, estamos de acuerdo con ellos en que no nos gusta que privaticen los servicios que podamos hacer nosotros", ha señalado Enrique Lucero, portavoz de UGT en ESMASA.

    Por tanto, el motivo sería que la decisión la han tomado sin tenerles en cuenta. "Lo que está muy claro es que lo que no se puede hacer es ir a una cosa donde no estamos invitados. Ni han contado con nosotros ni se ha reunido el Comité ni nada de nada", ha señalado.

    No obstante, también explica la situación a la que se enfrentan. "El problema es que nosotros tenemos un convenio que es el que nos ampara, que también nos da obligaciones. Y si mañana la empresa me dice que hay que hacerse cargo de otro servicio, tenemos la obligación de hacerlo porque el convenio lo dice", ha concluido.

    HUELGA INJUSTIFICADA PARA EL AYUNTAMIENTO

    Precisamente, el alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha puesto como ejemplo" la falta de apoyo de UGT" a la huelga, para mostrar que "no tiene justificación" y sí que "responde al carácter particular" de los convocantes.

    "Que uno de los sindicatos más representativos de este Ayuntamiento, que es UGT, califique esta huelga como farsa en su propio blog, dice mucho", ha comentado el regidor durante el pleno ordinario que aprobaba los Presupuestos de 2014 de manera inicial.

    Pero lo que califica como síntoma inequívoco de que es una "huelga innecesaria" es, según certifica Pérez, que no "habrá ni un sólo despido y ninguna reducción salarial".

    Desde el Ayuntamiento también echan en cara a los sindicatos que no se hubiesen manifestado durante el Gobierno del PSOE-IU cuando estos "estaban arruinando a la ciudad".

    "¿Dónde estaban quienes hoy quieren hacer una huelga, sin que haya ningún despido ni ajuste salarial, cuando cerraban los recursos sociales, como el piso de mujeres maltratadas, cuando no se pagaban los seguros a los trabajadores, ni la seguridad social?", se ha preguntado el alcalde, que ha puesto también como ejemplo las horas realizadas por los policías municipales.

    Los trabajadores que secundan la huelga perderán una media de cien euros por jornada (casi 105 euros brutos al día en el caso de un conductor de grúa ó 93 euros en el caso de un peón). Son trabajadores cuya nómina superan los 30.000 euros, dependiendo del cargo y ocupación.

    Para leer más