19 de febrero de 2020
4 de enero de 2008

Chamartín.- Urbanismo ordena la clausura del Sagrado Corazón al detectar "pequeñas fisuras" en vigas del colegio

Un estudio revela que, con todo, el edificio antiguo tiene "buenas calidades tanto en materiales como en los detalles constructivos"

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid justificó hoy la clausura provisional de la actividad docente del colegio Sagrado Corazón de la calle Alfonso XIII, en el distrito Chamartín, en las "pequeñas fisuras" reveladas por un informe de Urbanismo en los laterales de algunas vigas del edificio más antiguo del centro, levantado en los años 50.

Los técnicos de Urbanismo elaboraron este estudio a consecuencia del derrumbe que se produjo el pasado 25 de diciembre en el edificio situado en el número 10 de la calle Paraguay, también en el distrito de Chamartín.

Por ello, el Ayuntamiento de Madrid acordó elaborar un informe sobre el estado de la estructura de la parte que quedó en pie tras el hundimiento, con la finalidad de evitar "posibles riesgos para su utilización como dotación escolar".

Basándose en este informe, Urbanismo ordena ahora a la dirección del Sagrado Corazón "realizar un estudio y seguimiento exhaustivo" de las patologías detectadas, al concluir que no se dan "las condiciones de seguridad suficientes" en el centro. Una vez finalizados los trabajos, la dirección deberá aportar un Certificado Técnico garantizando la seguridad del centro escolar.

"En tanto no se realicen dichas operaciones no se pueden considerar que se den las condiciones suficientes de seguridad para autorizar la actividad docente en el edificio", subraya el informe, al que tuvo acceso Europa Press.

De este modo, un 80 por ciento del alumnado se reubicará en el colegio público Miguel Hernández, en el distrito La Latina, y el restante (Infantil) irá a las aulas prefabricadas que se habilitarán en los corazonistas de la calle Santa Magdalena Sofía.

No obstante, el estudio de Urbanismo revela que el edificio antiguo del colegio, levantado a finales de los años 50, tiene en general "buenas calidades, tanto en materiales como en la ejecución de los detalles constructivos".

Especifica que esta construcción sigue criterios "muy distintos" a los de la parte siniestrada tanto "en la tipología como en las soluciones estructurales: siendo sus luces mucho más modestas, la configuración sigue criterio muy racionales y las disposiciones son muy habituales en la construcción de la época, por lo que no son previsibles errores o defectos notables en la obra".

FISURAS EN LAS VIGAS

Aunque en la inspección visual "no se ha detectado patologías apreciables que pudiesen hacer suponer algún problema de índole estructural", la investigación de 16 calas ha puesto en evidencia la existencia de "pequeñas fisuras, con una inclinación de unos 45 grados, en los laterales" de ciertas vigas. "Esta sintomatología se ha encontrado en planta sótano y baja en sendos pilares del pasillo central en el lado izquierdo del edificio y en la fachada posterior", apunta el documento.

Según el trabajo, esta patología "no tiene ninguna relación con los defectos que presentaba el siniestrado y de origen inicialmente incierto, pero que sin mayores datos, podría tener alguna trascendencia estructural.

Los técnicos hacen hincapié en que no se puede determinar "a priori" si dichas fisuras corresponden a "un defecto del nudo frente a esfuerzos cortantes, a un cedimiento puntual del soporte por problemas en la cimentación (en la proximidad de dicho soporte existe una bajante que podría tener relación con la patología) o si las causas pueden ser otras de distinto origen".

El informe añade que "tampoco ha sido posible determinar, debido al corto espacio de tiempo, si las fisuras que se han observado son un fenómeno activo o si las mismas se encuentran estabilizadas".

Este tipo de fisuras, explica el informe, pueden tener importancia, puesto que en "las estructuras de hormigón las fracturas por cortante pueden provocar la rotura del elemento de forma súbita, si los estribos en el armado y el hormigón no son suficientes para soportar las tensiones a las que estas solicitados".