19 de noviembre de 2019
  • Lunes, 18 de Noviembre
  • 14 de octubre de 2019

    La Comisión de Deontología del Icomem elabora una guía para resolver dudas al emitir un Certificado Médico de Defunción

    MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Comisión de Deontología del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (Icomem) ha elaborado la guía práctica 'Actuación médica en casos de defunción' que incluye conceptos y definiciones, supuestos prácticos y un marco normativo que servirá de consulta a todos los profesionales tanto del ámbito hospitalario como extrahospitalario para resolver dudas al emitir un Certificado Médico de Defunción.

    Según ha informado el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid en un comunicado, su presidente, el doctor Miguel Ángel Sánchez Chillón, ha recordado que "tanto este órgano como el Consejo Científico, los dos pilares de esta institución, están elaborando diversos documentos de interés que son de utilidad en la práctica clínica diaria de todos los colegiados".

    La emisión del Certificado Médico de Defunción (CMD) conlleva en múltiples ocasiones "graves problemas" que afectan a los profesionales de la Medicina en sus diferentes especialidades y ámbitos de trabajo, tanto a nivel extrahospitalario como hospitalario". "El médico debe tener conocimiento de los diferentes apartados legales en su emisión y de las responsabilidades que asume al firmar o al negarse a la firma del mismo", ha sostenido.

    Por ello, la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Madrid ha elaborado el documento de consulta 'Actuación médica en casos de defunción', tras la celebración de una mesa de debate sobre tema, cuyo objetivo es revisar la actuación medicolegal en torno a la defunción, basándose en supuestos prácticos.

    La primera parte de dicho documento recoge conceptos y definiciones que el facultativo debe conocer. Así, diferencia el Parte Médico de Defunción (PMD) del CMD aclarando que el primero se rellena al establecer el diagnóstico de un fallecimiento, por causa no natural así como ante una muerte súbita del lactante o un cadáver sin identificación. Una vez cumplimentado el PMD es remitido, a través de las Fuerzas de Seguridad del Estado, a la autoridad judicial. Y, a partir de ahí el Juzgado de Guardia inicia los trámites judiciales.

    Por su parte el CMD es necesario para la inscripción de la defunción en el Registro Civil cuando la muerte es natural y se entrega al familiar o representante legal. "Certificar la muerte es un acto médico que todo debemos realizar en el momento; es nuestra obligación y no podemos esperar a que venga otro profesional de la Medicina", ha subrayado el presidente de la Comisión de Deontología y médico forense, el doctor Andrés Bedate Gutiérrez.

    En el documento hay una parte práctica, redactada en formato pregunta/respuesta, estructurado en cuatro partes para aclarar cómo se debe actuar: ante la recepción de un aviso por un fallecimiento, en el lugar donde se encuentra el fallecido, en el momento de rellenar el CMD y tras la expedición de este. En el mismo se aclara, por ejemplo que "ante un aviso de una persona fallecida en la vía pública no se puede rellenar el CMD porque se está ante una muerte de sospechosa criminalidad y se debe realizar un PMD y avisar a los Cuerpos de Seguridad del Estado".

    También se explica que no existe ninguna restricción legal para la emisión de certificados médicos de defunción de familiares cercanos aunque el artículo 20 del Código de Deontología indica que "no es conveniente la emisión de certificados médicos a familiares o personas que estén bajo su dependencia civil".

    El doctor Sánchez Chillón ha recordado que "tanto este órgano como el Consejo Científico, los dos pilares de esta institución, están elaborando diversos documentos de interés que son de utilidad en la práctica clínica diaria de todos los colegiados, que se encuentran disponibles para su consulta y descarga en el sitio web del Colegio".

    En esta línea, la vicepresidenta de esta institución, la doctora Belén Padilla Ortega ha anunciado que el siguiente que se publicará será, también impulsado por la Comisión de Deontología, sobre la 'Atención a menores cuyos padres están en proceso de separación-divorcio conflictivos', de cuyo tema ya se ha adelantado un Decálogo de recomendaciones.