23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 27 de julio de 2008

    El 'complejo Vizcaya' pretendía atentar en hoteles y centros comerciales de Andalucía este verano

    MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El 'complejo Vizcaya' de ETA tenía previsto desarrollar una 'campaña de verano' en Andalucía para atentar en "lugares de ocio tales como centros comerciales y hoteles" de la Comunidad autónoma, según se desprende del auto del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón hecho público hoy.

    En relación a esta 'campaña de verano', el auto detalla que Goikoetxea y Borrero tenían previsto desplazarse hasta Granada para mantener el próximo día 15 una cita en la que iban a recibir instrucciones de la banda para comenzar a cometer estas acciones.

    De otro lado, el comando realizó informaciones para atentar contra el diputado general de Álava en representación del PP, Ramón Rabanera, y tres sedes de esta formación y del PSE-EE, según se desprende del auto dictado por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por el que la pasada madrugada ordenó el encarcelamiento de siete de los diez detenidos en la operación antiterrorista desarrollada esta semana.

    La resolución judicial revela que el presunto 'liberado' Arkaitz Goikoetxea, detenido en esta operación, ordenó a Iñigo Gutiérrez, también encarcelado por Garzón, que realizara informaciones sobre Ramón Rabanera, varias empresas vinculadas al Tren de Alta Velocidad (TAV), el cuartel de la Guardia Civil de Burgos y el Museo Militar de esta ciudad.

    De la misma forma, el también miembro del 'complejo' Aitor Cotano recabó datos sobre las Casas del Pueblo del PSE-EE en las localidades vizcaínas de Sopelana y Leioa; de la sede del PP en Getxo; de las comisarías de la Ertzaintza en Bermeo, Plencia y Santurce (Vizcaya) y de los Juzgados de Balmaseda (Vizcaya).

    El grupo, que había adoptado el nombre de 'Askatasun Haizea' se encontraba a las órdenes del supuesto jefe de los comandos militares de ETA Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki'. Se formó en febrero de 2007 y estaba integrado por Arkaitz Goikoetxea, Olga Comes Arambillet, 'Txikitxe', detenida en Francia el pasado viernes; y Jurdan Martitegi Lizaso, 'Arlas', que se encuentra en paradero desconocido. Con este 'complejo' también habrían colaborado Aitzol Iriondo, considerado el lugarteniente de 'Txeroki'; Aitor Arteche Rodríguez y Asier Borrero Toribio, todos en la clandestinidad.

    BASE PERMANENTE EN LISBOA

    Por encargo de 'Txeroki', Goikoetxea y Martitegui tenían la misión de realizar un estudio sobre posibles infraestructuras en Portugal, al objeto de establecer allí "una base permanente de actuación". Para ello, los dos etarras se desplazaron a Lisboa, donde alquilaron viviendas y sustrajeron documentación y vehículos, entre los que se encontraba el Seat Ibiza que utilizaron para huir del atentado contra la Casa Cuartel de Durango (Vizcaya).

    Con respecto al atentado contra el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, Garzón explica que se iba a producir también durante el mes de agosto y en la localidad riojana de Ezcaray, donde veranea el magistrado. Goikoetxea y Martitegui, que recibieron este encargo personalmente de 'Txeroki', pretendían colocar un artefacto que iba a ser activado mediante un cable para evitar los inhibidores de frecuencia. En febrero pasado trataron de comprobar el lugar del atentado, aunque no continuaron con este proyecto al no ver al magistrado en esta localidad.

    Los etarras también habían iniciado el seguimiento del concejal socialista de Eibar Benjamín Atutxa Iza, al que Goikoetxea, Martitegui y Comes vigilaron entre octubre de 2007 y abril de 2008 para proceder a su secuestro. Para ello, contaban con jeringuillas en el 'zulo' hallado en Pazuengos (La Rioja) y tranquilizantes. De esta forma, pretendían "neutralizar a la víctima con el fin de que permaneciera sedado un par de días y luego acabar con su vida", siguiendo el procedimiento utilizado en 1997 para acabar con la vida del concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco.

    UNA DECENA DE ATENTADOS

    Garzón atribuye a los miembros de 'Askatusen Haizea' una decena de atentados cometidos desde agosto de 2007, entre ellos el que costó la vida al guardia civil José Manuel Piñuel el pasado 14 de mayo cuando se encontraba de guardia en la Casa Cuartel de Legutiano (Álava).

    Según el magistrado, esta acción fue llevada a cabo por Goikoetxea y Martitegui, aunque contaron con la colaboración de Aitor Cotano, que trasladó una furgoneta cargada de explosivos desde Francia; Iñigo Gutiérrez, que condujo un vehículo lanzadera que le había prestado Mikel Saracho; y Aitor Artetxe, que alojó en su casa de Urquiola a Goikoetxea tras la comisión del atentado.

    Además, el juez considera que el 'complejo Vizcaya' cometió los atentados contra las Casas Cuartel de la localidad vizcaína de Durango (27 de agosto de 2007) y el municipio riojano de Calahorra (21 de marzo de 2008) y contra el Real Club Marítimo de 'El Abra' de Getxo, (19 de mayo de 2008). A ellos se les atribuye también el barril de cerveza cargado con 110 kilogramos de explosivo hallado el 31 de enero de 2008 en Getxo, que iba a ser utilizado para atentar contra este centro de ocio.

    También les relaciona con el intento de atentado contra una patrulla de la Ertzaintza en el Puerto Viejo de Algorta (Getxo) durante las próximas fiestas patronales, y de las acciones terroristas cometidas contra la Comisaría de la Ertzaintza de Zarauz (25 de septiembre de 2007), el Palacio de Justicia de Getxo (11 de noviembre de 2007) y las Casas del Pueblo de Balmaseda (24 de diciembre de 2007) y Derio (29 de febrero de 2008).

    Por estas acciones, Garzón imputa indiciariamente un total de 13 delitos (entre ellos los de asesinato terrorista, integración en banda armada, estragos, tentativa detención ilegal y asesinato terrorista, conspiración para el asesinato terrorista, depósito y tenencia ilícita de armas, falsedad documental y robo de vehículos a motor) a siete miembros del 'complejo': Arkaitz Goikoetxea, Maialen Zuazo Arruecoetxea, Ana Isabel Prieto Furundarena, Gaizka Jareño, Mikel Saracho Moro, Iñigo Gutiérrez y Aitor Cotano.

    También atribuye estos delitos a 'Txeroki' y Aitzol Iriondo, en calidad de dirigentes; y Olga Comes, Aitor Arteche y Asier Borrero. Todos los miembros del grupo habían sido instruidos en el manejo de explosivos y armas y habían efectuado prácticas de electrónica y tiro, según recoge el auto.

    Uno de los detenidos, Aduri Aristegi Aragon, arrestado en Elorrio (Vizcaya), podrá eludir la prisión mediante el pago de una fianza de 12.000 euros por "la menor intensidad" de su actividad, mientras que el magistrado deja en libertad a Libe Agirre Mazaga, detenida el pasado martes en Fuengirola (Málaga), e Inge Urrutia, arrestada el jueves en Getxo (Vizcaya).