21 de mayo de 2019
24 de abril de 2019

La Comunidad abrirá un nuevo centro para 26 MENAS con dificultades de adaptación social y adicciones

La Comunidad abrirá un nuevo centro para 26 MENAS con dificultades de adaptación social y adicciones
OSCAR DEL POZO - EUROPA PRESS

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid va a poner en marcha un nuevo centro de acogimiento residencial con capacidad para 26 menores extranjeros no acompañados (MENAS), que "presenten dificultades de adaptación social, así como problemas de adicciones", ha informado la Consejería de Políticas Sociales.

Este nuevo recurso está dirigido a menores con edades comprendidas entre los 12 y los 17 años (hasta el día inmediatamente anterior al cumplimiento de los 18 años), y con medida de protección de tutela, atendidos con cargo a la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad.

"El recurso incluye la acogida y atención para que estos menores consigan su integración social en este país", han señalado desde el Departamento que dirige Lola Moreno.

El Centro estará gestionado por una entidad especializada en la intervención con menores con problemas de conducta. Su presupuesto será de 1,7 millones de euros anuales y su puesta en funcionamiento "sería inminente".

Desde el Gobierno regional entienden que con este nuevo equipamiento se daría cumplimiento a uno de los compromisos adquirido con los sindicatos y reivindicado por los trabajadores del centro de Hortaleza "de poner en marcha un dispositivo específico para tener una intervención personalizada con menores no acompañados con problemas de conducta".

Se trata, en concreto, de un centro intermedio entre los dispositivos de primera acogida y los centros de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor.

LLEGADA DE LOS MENORES

Según los últimos datos disponibles, el número de menores migrantes que llegan solos a Madrid ha aumentado, durante el año 2018, un 62,77 por ciento con respecto al año anterior. Además, desde la Comunidad destacan que mientras la media mensual de menores extranjeros no acompañados que llegaban en el 2017 se situaba en 82, durante el año 2018 la media ha estado en torno a 131 menores al mes (1.577 menores en el año 2018).

A esta situación de llegada "masiva" de menores a los centros de acogida, la Comunidad suma "la problemática asociada a varios perfiles". Así, hay menores que presentan, a nivel psíquico, impulsividad, dificultades de autocontrol, escasa tolerancia a la frustración, endurecimiento emocional o falta de asertividad, han explicado.

También se encuentran, a nivel social, con menores que no tienen figuras adultas de referencia en España; con un proyecto migratorio sin definir; marginalidad; con consumos asociados de sustancias tóxicas; o dificultades de adaptación a contextos sociales normalizados (formativos, residenciales, de ocio y tiempo libre).

A nivel formativo, también hay menores con escolaridad insuficiente en su país de origen, que cuentan con conocimientos y/o aprendizajes no adaptados a los planes formativos de España o que presentan un escaso o nulo conocimiento del castellano, entre otras.

Teniendo en cuenta la actual situación de demanda de atención a menores extranjeros no acompañados con medida de protección en la Comunidad, el Gobierno regional ha considerado "oportuno ofrecer una solución ágil y duradera que dé respuesta a esta necesidad social". Por ello, de "manera inmediata", insisten, se va a poner en marcha este proyecto de 26 plazas para estos menores, a fin de promover su adaptación social.

ACUERDO CON SINDICATOS

Este nuevo equipamiento es uno de los compromisos adquiridos con los sindicatos con representación en la agencia Madrileña de Atención Social (CCOO, UGT y CSIT), pero "no el único que el Gobierno Regional ya ha cumplido", defienden desde la Consejería, donde recuerdan que se ha ampliado la red estable: 17 plazas nuevas en Hortaleza hasta alcanzar las 52 actuales y 38 en el Centro Isabel Clara Eugenia hasta llegar a las 93. Además, se han creado más de 200 plazas de emergencia de la mano de entidades especializadas.

En este punto, destacan que han tomado todas estas medidas "a pesar de que el Gobierno de Sánchez ha mirado para otro lado en la crisis de los MENAS, consecuencia directa de su incapacidad para abordar el problema de las crisis migratorias y que ha hecho que desde que empezó 2019, Madrid haya atendido a 717 menores extranjeros no acompañados, --casi 1.600 fueron atendidos en 2018--".

Además, ironizan diciendo que todo esto se hace contando con la "generosa aportación" de 1.500 euros por parte del Gobierno de Sánchez del total de los 40 millones que repartieron entre las Comunidades autónomas para atender a MENAS, "a pesar de haberse comprometido con el expresidente Ángel Garrido a buscar una solución a lo que el presidente del Gobierno denominó como un error".

Es un "error", aseguran, "que persiste a día de hoy" después de varias reuniones entre el Ministerio de Sanidad y Bienestar Social y la Consejería de Políticas sociales y Familia, dirigida por Lola Moreno.

Contador

Lo más leído en Madrid