4 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

La Comunidad de Madrid ha puesto ya en marcha el 93 por ciento de sus compromisos electorales, según González

FUENLABRADA, 25 May. (EUROPA PRESS) - -

El vicepresidente regional, Ignacio González, aseguró hoy que la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha el 93 por ciento de los compromisos electorales y añadió que gracias a la gestión realizada por el Gobierno de Esperanza Aguirre, la región "está resistiendo más" y está empezando a salir ya de la crisis "mejor y con más fuerza".

Durante su intervención en la primera edición de los 'Encuentros en Comunidad' organizados por el PP de Madrid, González subrayó que Madrid es la primera región española por aportación del PIB, ocupa el puesto 23 de las regiones más prósperas de Europa, tiene la renta per cápita más alta, con más de 33.000 euros, lidera la creación de empresas o atrae el 65 por ciento de la inversión extranjera.

Además, el número 2 de Aguirre recordó que, después de crecer en el último trimestre de 2009 el PIB regional volvió a crecer en el primer trimestre de 2010 dos décimas más que el conjunto de España.

González incidió en que el Plan de Austeridad del Gobierno regional ha permitido ahorrar a todos los madrileños más de 542 millones de euros desde el año 2008 y remarcó también la incidencia positiva que ha tenido en la Economía madrileña la reducción de algunos impuestos o la eliminación de otros tantos.

AHORRO SIN RECORTES

El vicepresidente regional señaló que "sólo el Plan E ha costado 13.000 millones de euros, en muchos casos, en obras innecesarias y sin reducir paro". "Los 400 euros (de la renta) supusieron un coste de 6.000 millones. Sólo con no haber hecho estas dos iniciativas hubiéramos ahorrado más de lo que se va a recaudar ahora con las medidas" anunciadas por el presidente del Gobierno.

En su opinión, "la situación económica requiere la adopcion de una serie de medidas profundas que permitan que la Economía española pueda volver a crecer y generar empleo, y tienen que ser ya porque España no aguanta dos años así".

Por eso, el número 2 de Aguirre propuso la aplicación de una Agenda Nacional de Reformas Estructurales, que pasan por hacer rebajas de impuestos para impulsar la competitividad, fortalecer la política exterior "marcando distancias con regímenes autoritarios y desvaríos ideológicos de otras épocas".

Esta agenda de reformas incluye también la reafirmación de un modelo económico donde se reduzca el peso del intervencionismo y se apliquen, según el vicepresidente, políticas de máxima austeridad y donde se emprenda una profunda reforma laboral, así como cambios en el terreno de la energía, la Educación y se establezca un modelo territorial claro y razonable.