30 de marzo de 2020
14 de febrero de 2014

La Comunidad de Madrid "siempre" aconseja la denuncia en casos de delitos contra la libertad sexual

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Jesús Fermosel, ha destacado este viernes que el Gobierno regional "siempre" aconseja la denuncia en casos de delitos contra la libertad sexual y ha aclarado que el Centro Especializado de Intervención en Abuso Sexual Infantil (CIASI), que depende del Instituto Madrileño de la Familia y el Menor, presta apoyo psicológico a niños objeto de abusos que hayan sido derivados por otros organismos.

Así lo ha precisado a Europa Press el consejero en relación al caso de los presuntos abusos atribuidos a un profesor del colegio Valdeluz Agustinos, dado que una de las denunciantes podría haber recibido apoyo psicológico en este centro.

Tras lamentar estos supuestos hechos por tratarse de "la mayor agresión a una persona y más aún a un menor", Fermosel ha querido dejar claro que este centro está especializado en la atención a menores que han sufrido delitos contra la libertad sexual.

"Su objetivo es prestar atención psicológica y la intervención terapéutica para prevenir daños en el futuro de los menores. También se da asesoramiento jurídico, aconsejando siempre la denuncia", ha aseverado Fermosel, quien ha criticado que se les acusa de actuar de forma negligente, ya que este extremo "no se ajusta ni a derecho ni a la realidad".

Asimismo, ha querido dejar claro que este centro no es abierto, es decir, que es necesario que los menores sean remitidos por instituciones como servicios sociales, de salud, servicios policiales, la administración de Justicia o centros educativos, entre otros.

Por ello, ha reseñado que legalmente el centro no puede denunciar, ya que así lo establece el propio Código Penal en relación a delitos contra la libertad sexual relativos a menores de edad. En estos casos, el Código Penal fija que sean los padres o el tutor legal el que denuncie los hechos.

Solo hay dos casos donde la Comunidad de Madrid tiene la competencia de denunciar, uno de ellos es que los propios padres o los tutores legales sean quienes cometen esos abusos y otro, que el menor esté en protección o tutela por parte de la Comunidad Madrid.

Fermosel recordó, en este sentido, lo establecido en el árticulo 191 del vigente Código Penal en lo que se refiere a la capacidad de denuncia en los delitos contra la libertad sexual.