23 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

Comunidad de Madrid tiene 5.869 sucursales de entidades de depósito, por detrás de Andalucía (6.778) y Cataluña (7.751)

Bancos y cajas cierran 1.345 oficinas en España hasta septiembre, según el Banco de España

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid cuenta con 5.869 sucursales de entidades de depósito, precedida sólo por Andalucía (6.778) y Cataluña (7.751), si bien es la región con más bancos (2.542) y la tercera en número de cajas de ahorros (3.207), según los últimos datos del Banco de España recogidos por Europa Press, que reflejan los efectos de la crisis y de la reestructuración financiera sobre la red comercial de las entidades de depósito.

Así, la mayor concentración de sucursales de entidades de depósito por comunidades autónomas corresponde a Cataluña (7.751), mientras que Andalucía ocupa el segundo puesto en el ranking (6.778), seguida por Madrid en el tercer lugar (5.869) y por Valencia en el cuarto (4.916).

No obstante, por tipo de entidades, donde más bancos hay es en Madrid (2.542), seguida de cerca por Cataluña (2.286) y a algo más de distancia por Andalucía (1.894) y por Valencia (1.673).

De su lado, el mayor número de cajas de ahorros se concentra actualmente en Cataluña (5.325), aunque también destaca una elevada presencia en Andalucía (3.748), Madrid (3.207) y Valencia (2.363).

Eso pese a que bancos y cajas de ahorros han cerrado en España un total de 1.345 oficinas hasta septiembre en tasa interanual, hasta un total de 44.362, lo que supone retroceder al número de sucursales existentes hace dos años.

En este periodo, las cajas de ahorros han cerrado 709 oficinas, hasta un total de 24.292, lo que supone un recorte del 2,8%, mientras que los bancos han cerrado menos, un total de 660 sucursales (-4,2%), hasta situar su red comercial en 14.987.

Si se incluyen las cooperativas de crédito al cálculo global, el total de oficinas en septiembre de 2009 se estableció en 44.728, lo que significa 1.390 oficinas menos de las que había en los doce meses anteriores.

Esta tendencia a adelgazar la red comercial de las entidades responde a las recomendaciones del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien insiste desde hace tiempo en la necesidad de aminorar el número de sucursales para adaptarse al nuevo contexto que se abra tras la crisis.

A su parecer, la palanca de actuación más efectiva ante el difícil escenario y sobre la que deben centrarse los esfuerzos de las entidades son los gastos de explotación, lo que implica reducir aquellos gastos que por su naturaleza tienen un carácter más variable.

Expertos consultados por Europa Press apuntan a que este descenso en el número de oficinas tiene un largo recorrido, ya que la reordenación del sistema financiero y las fusiones entre cajas de ahorros no ha hecho más que empezar.