29 de noviembre de 2020
1 de septiembre de 2007

La Comunidad de Madrid tiene 68.000 metros cuadrados de paneles solares, 10.000 más que a finales de 2005

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid cuenta actualmente con 68.000 metros cuadrados de paneles solares térmicos, 10.000 más que a finales de 2005 y que proporcionaron el año pasado energía equivalente a la que generarían más de 4.000 toneladas de petróleo, informó a Europa Press un portavoz de la Consejería de Economía y Consumo.

Estas instalaciones permitirían suministrar el 60 por ciento del agua caliente que consumen unas 4.250 familias, una cifra aún lejana de los objetivos plasmados en el Plan Energético de la Comunidad de Madrid, que para 2012 prevé alcanzar 400.000 metros cuadrados de paneles solares y 25.000 hogares beneficiados.

En términos de potencia eléctrica, la energía solar fotovoltaica de la región cuenta actualmente con 7,4 megavatios que el año pasado proporcionaron el equivalente a 740 toneladas de petróleo. En este caso, el reto es llegar a 20 megavatios, "objetivo que probablemente se superará con amplitud", aseguró a Europa Press un portavoz de la Consejería de Economía y Consumo.

La energía solar puede aprovecharse tanto para producir energía térmica (agua caliente y calefacción) como para convertir la radiación solar en electricidad, a través de la tecnología fotovoltaica.

SUBVENCIONES PARA INSTALAR PANELES

Para conseguir esta meta, la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid tiene en marcha varias líneas de incentivos para promover la construcción de instalaciones térmicas y fotovoltaicas.

En 2006, por ejemplo, las ayudas permitieron subvencionar 181 proyectos de energías renovables, de los que 159 correspondieron a instalaciones de aprovechamiento de energía solar. La cuantía de las ayudas ascendió a 2,4 millones de euros.

Mientras, la convocatoria de este año está dotada con un presupuesto de 4,4 millones de euros. Aproximadamente la mitad de estos fondos los aporta la Comunidad de Madrid y la otra mitad se obtienen del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Por otro lado, el Ejecutivo regional persigue la promulgación por parte de los ayuntamientos de la región de ordenanzas municipales que hagan obligatoria la instalación de paneles solares en los edificios nuevos. De momento son catorce ayuntamientos, representantes de un 70 por ciento de la población de la región, los que disponen de una regulación de este tipo.

PROPULSAR LOS 'POLÍGONOS SOLARES'

Para potenciar el uso de la energía Solar, la Comunidad de Madrid persigue desarrollar los llamados 'polígonos solares', es decir, instalaciones conjuntas de desarrollo de instalaciones solares en cubiertas de la naves y edificios de polígonos industriales. Los primeros estudios se han realizado en el polígono industrial "Las Monjas", en Torrejón de Ardoz.

Este concepto se contrapone al de los "huertos solares", que se están desarrollando de una manera intensa en España y que consiste en el montaje conjunto de muchas instalaciones fotovoltaicas correspondientes a distintos titulares en un mismo emplazamiento, normalmente sobre el suelo.

La Comunidad de Madrid, sin embargo, dadas sus características demográficas y urbanísticas, considera "de especial y mayor interés la promoción de las instalaciones sobre las cubiertas de los edificios que sobre el suelo".

CONSUMO DE ENERGÍA EN LA REGIÓN

El consumo total de energía de la Comunidad de Madrid fue el año pasado el equivalente a 11,2 millones de toneladas de petróleo, lo que representa el 10,5 por ciento del total de toda España, país que actualmente importa más de un 80% de la energía que consume.

Sin embargo, la energía producida en la región representa sólo un 3 por ciento del total consumido, porcentaje que disminuye a un 2 por ciento si se contabilizan únicamente los recursos energéticos autóctonos.

Para afrontar esta problemática se elaboró el Plan Energético de la Comunidad de Madrid 2004-2012, uno de cuyos objetivos es el de duplicar la energía generada por fuentes renovables, hasta alcanzar el equivalente a 400.000 toneladas de petróleo anuales.