18 de febrero de 2020
30 de noviembre de 2008

La Comunidad registró en 2007 el menor número de casos de Sida de los último 20 años, con un total de 259 enfermos

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid registró el año pasado 259 nuevos casos de sida, la cifra más baja que se registra en la región en los últimos 20 años, aunque según datos del Ejecutivo autonómico, 25.000 personas están infectadas por el VIH sin que hayan desarrollado aún la enfermedad.

De las 259 personas diagnosticadas de sida el pasado año (frente a los 344 en 2006), el 77 por ciento eran hombres, si bien el número de mujeres infectadas en los últimos años ha aumentado hasta llegar en 2007 al 22,6 por ciento. Además, el 73,8 por ciento de los enfermos tenía entre 30 y 49 años.

En relación a la vía de transmisión del virus, existe un descenso más marcado en la vía de infección por el uso de drogas inyectadas que la infección por relaciones sexuales de riesgo.

En los últimos seis años, el 25,9 por ciento de las personas diagnosticadas de sida no habían nacido en España, aunque residían en la Comunidad de Madrid. La tendencia descendente se mantiene este año con 115 diagnosticados hasta el pasado 15 de octubre.

OFICINA REGIONAL DE LUCHA CONTRA EL VIH

La Comunidad de Madrid, a través de la Oficina Regional de Lucha contra el VIH/SIDA, ha invertido en la prevención, asistencia sanitaria y vigilancia epidemiológica de esta enfermedad casi 100.000 euros.

En el ámbito de prevención de la enfermedad, la Consejería de Sanidad ha adquirido en 2008 un total de 1.730.000 preservativos (masculinos y femeninos) que se han distribuido entre los grupos de personas más vulnerables, reforzando de este modo tanto la labor de prevención de la enfermedad, como la relación de estos grupos con mediadores sociales y agentes de salud.

Asimismo, la Comunidad ha instalado este año expendedores de preservativos en zonas de gran tránsito juvenil, como intercambiadores de transportes y estaciones de metro cercanas a zonas de ocio con el objetivo de fomentar una vida sexual sana entre la juventud madrileña. Estos dispositivos expenden paquetes con tres preservativos por un euro.

Entre las acciones dirigidas a colectivos especiales, la Consejería de Sanidad mantiene un convenio de colaboración con Cruz Roja mediante el que se cuenta con una red de unidades móviles para administrar el tratamiento necesario a las personas de especial vulnerabilidad por marginación social, falta de comprensión del idioma, o, por ejemplo, enfermedades mentales.

La inversión en este convenio ascendió durante este año a más de 280.000 euros. En este sentido, el Ejecutivo que dirige Esperanza Aguirre ha editado este año 190.000 ejemplares adaptados a distintas audiencias para prevenir la dolencia, y que se distribuyen a través de la Dirección General de Atención Primaria.