22 de octubre de 2019
28 de julio de 2010

Condenan al Sermas a pagar 35.000 ? a una mujer a la que diagnosticaron tarde un embarazo ectópico en La Paz

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

La sala 9ª de lo contenciosos Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha condenado al Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) a pagar 35.000 euros a una paciente a la que se le diagnosticó tarde un embarazo ectópico en el Hospital de La Paz en 2004.

Los demandantes alegan que pese a las visitas que hizo la afectada en estado de gestación al servicio de urgencias del Hospital de La Paz "presentando síntomas sospechosos de embarazo ectópico, no fue sometida a las pruebas preceptivas de ecografía y análisis de la hormona Beta-hCG".

Según señala la demandante, Alicia .M.R., de 31 años, fue ingresada en La Paz "con el diagnostico erróneo de huevo huero y sometida a un legrado que era innecesario" y "pese al empeoramiento de los síntomas, no se tomaron las medidas adecuadas hasta que hubo de ser intervenida quirúrgicamente para la extirpación de una de las trompas, lo que hubiera podido evitarse con un diagnóstico y tratamiento a tiempo". Además, denuncia que "no recibió información ni del legrado ni de la segunda de las intervenciones".

La paciente alega que "la defectuosa asistencia" se debió a la "mala actuación profesional y la falta de empleo de los medios necesarios" y tuvo como consecuencia "un riesgo para su vida, la disminución de un 50 por ciento de su capacidad genésica, el aumento de las posibilidades de padecer un nuevo embarazo ectópico y una depresión que exigió un tratamiento de seis meses", por lo que pedía 60.000 euros.

La Comunidad dijo que la pérdida de la trompa se debió a "su patología y no a la actuación del equipo médico que no escatimó medios diagnósticos y la trató conforme a los síntomas que iba presentando".

"La opción terapéutica elegida por los médicos fue la única posible ante un embarazo ectópico por rotura, por lo que la falta de información no genera derecho a indemnización", asegura la letrada de la Comunidad.

Alicia acudió a urgencias de La Paz, con dolor abdominal y pérdida de conocimiento con recuperación espontánea, donde se le practicó una exploración, un análisis de sangre y un test de embarazo que dio positivo, pautándose control por su ginecólogo de zona y regresar si había dolor abdominal importante. Se le diagnosticó gastroenteritis aguda y fue dada de alta.

La afectada acudió al Servicio de Urgencias de La Paz en tres ocasiones más aquejada de dolor abdominal y metrorragia y ya en la última visita a Urgencias fue ingresada en el hospital diagnosticándole un embarazo con huevo huero, programando un legrado para el día siguiente, día 26 de noviembre de 2004.

Tras la realización del legrado la paciente continuó con dolor abdominal, metrorragia, aumento de anemia y leucocitosis. No obstante, no se le diagnosticó hasta el día 29 de noviembre un embarazo ectópico y el mismo día 29 la intervención quirúrgica en la que perdió una de las trompas de falopio.

El Tribunal considera que no queda suficientemente explicada a razón por la que no fue realizada hasta el día 28 de noviembre la prueba más específica de análisis de la hormona B-hCG pese a los muchos análisis de sangre a los que fue sometida la paciente y la presencia de síntomas compatibles con su verdadera enfermedad".

Así, señala que aunque no es posible determinar con precisión en qué momento debieron emplearse esos medios, "en todo caso debió de ser antes del día 28 de noviembre". "La falta de pruebas imposibilitó el diagnóstico correcto y privó a la paciente de la posibilidad de someterse al tratamiento mediante metrotexate eludiendo así la salpinguectomía" a la que se le sometió.