22 de mayo de 2019
  • Martes, 21 de Mayo
  • 21 de junio de 2014

    Los controladores de acceso se examinan hoy para renovar su carnet

    MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -  

       Los carnés de controladores de acceso de la Comunidad de Madrid cumplieron en abril cinco años, por lo que lo que la primera hornada de porteros certificados deberán renovar dicho distintivo en un examen que se celebrará a las 16.00 horas en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense.

       Podrán presentarse las personas que cuenten con un certificado vigente para el ejercicio de la actividad de control de acceso a espectáculos y actividades recreativas.

       Los interesados tendrán que tener la nacionalidad española o de algún país de la Unión Europea, o estar en posesión del permiso de residencia o trabajo y carecer de antecedentes penales.

       Para obtener la renovación del carné será necesario superar un test de conocimiento y un test psicológico. El primero consistirá en un cuestionario de 25 preguntas que versarán sobre los temas establecidos en el programa. La tasa por derechos de examen es de 102,1 euros.

       Los temas del programa son seis. Los aspirantes deberán estudiar sobre los derechos y deberes fundamentales de la Constitución Española, así como nociones básicas de los delitos contra las personas, contra la libertad y la seguridad, omisión del deber de socorro, delitos contra funcionarios públicos y salud pública.

       También deberán conocer nociones sobre tenencia de armas, derecho de admisión y reclamaciones, normativa vigente sobre horarios de establecimientos públicos, limitaciones a la oferta de bebidas alcohólicas, tabacos y protección de menores y nociones básicas sobre el decreto sobre Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos de la Comunidad, así como primeros auxilios.

       Las certificaciones que pierdan su vigencia durante la celebración del proceso de celebración y calificación de las pruebas se entenderán automáticamente prorrogadas hasta la conclusión del referido proceso cuando los titulares hayan instado la renovación.

    UNA OBLIGACIÓN MARCADA POR UN CRIMEN

       La Asamblea de Madrid empezó a debatir sobre la posibilidad de que los porteros contarán con algún tipo de acreditación para ejercer su profesión a raíz de la muerte del joven de 18 años Álvaro Ussía en noviembre de 2008 a las puertas de la discoteca el Balcón de Rosales. En 2011 la Justicia condenó por homicidio a un portero y por complicidad a otros dos.

       Tras esta muerte, diversos sindicatos, la asociación de porteros profesionales, el Movimiento contra la Intolerancia y el Defensor del Menor de Comunidad de Madrid, entre otras instituciones, solicitaron a las administraciones que regulasen la profesión de portero de discoteca. El Gobierno regional no tardó en reaccionar y anunció la regulación de los sistemas de seguridad y control de acceso en los locales de ocio.

       Los ánimos se encresparon aún más tras el tiroteo de la madrugada de 12 de enero de 2009 en la discoteca Heaven Palace, en la que murió su portero y un joven que trabajaba como relaciones públicas.

       Estos acontecimientos y la reacción ciudadana aceleró la convocatoria del examen de acreditación de porteros, tras aprobar la Comunidad de Madrid a finales de 2008 el decreto que regulaba la actividad.

       Así, se celebró la primera prueba el 14 de marzo y el 5 de abril de 2009 entró en vigor la orden que obligaba a las discotecas de la región a que sus porteros estuvieran acreditados. Desde entonces, se han celebrado cinco exámenes para obtener la certificación.