8 de agosto de 2020
30 de mayo de 2008

Coslada.- Granados pide la dimisión del alcalde por su "connivencia" con el jefe de policía para echar al comisario jefe

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Presidencia e Interior, Francisco Granados, pidió hoy la dimisión del alcalde de Coslada, Ángel Viveros (PSOE), por su connivencia con el Jefe de Policía del municipio, Ginés Jiménez, imputado por presunta corrupción policial, para relevar al comisario jefe de la localidad porque "era un estorbo para las fechorías y delitos que estaba cometiendo" el Bloque.

El sumario de la 'Operación Bloque' incluye las transcripciones de las conversaciones telefónicas, entre las que se recoge una llamada de Ginés Jiménez al alcalde de la localidad para protestar por una actuación de la Policía Nacional. En esa conversación Viveros llega a decirle a Ginés Jiménez que harían "lo posible por quitarse a ese hombre de en medio", en referencia al comisario de Policía Local.

Granados aseguró a Europa Press que lo revelado en esas conversaciones entre el primer edil y el Jefe de Policía es sin duda "el hecho más grave desde el punto de vista político" de cuantos se han conocido en el caso de corrupción de Coslada porque, a su juicio, "pone de manifiesto una connivencia" entre el primer edil y Jiménez.

"El alcalde muestra su acuerdo con el Jefe de Policía para que sea relevado el Comisario Jefe de Coslada, y que sea relevado no porque le caiga mal o no haga bien su trabajo, sino porque era un estorbo para los fechorías y delitos que estaba cometiendo 'el Bloque'", aseveró.

El consejero de Presidencia e Interior entiende que al existir "connivencia" entre el regidor y el Jefe de Policía de Coslada, el primer edil "tendría que dimitir de manera fulminante", al tiempo que consideró "ridículas" las explicaciones que ha dado hasta el momento sobre el asunto.

"¿Quién se va a creer que le dice que si que le va a ayudar simplemente para quitárselo de encima? Eso es absolutamente increíble e impresentable como explicación", subrayó, para insistir a continuación en la gravedad de los hechos. "El alcalde no tiene otra salida que dimitir", concluyó.