21 de enero de 2021
3 de diciembre de 2020

Cuatro agentes heridos y dos 'menas' detenidos en una intervención policial en el centro de menores de Batán (Madrid)

Cuatro agentes heridos y dos 'menas' detenidos en una intervención policial en el centro de menores de Batán (Madrid)
Un joven pasa por la puerta del centro de primera acogida de menores extranjeros no acompañados (menas) situado en la zona de Casa de Campo, en Madrid (España). Después de las difíciles situaciones de convivencia con los menas de Batán denunciadas por los - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cuatro agentes han resultado heridos leves y dos menores extranjeros no acompañados (menas) fueron detenidos el sábado durante una intervención policial desarrollada en el interior del centro de menores del Batán, han informado a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Los hechos ocurrieron a las 2 de la madrugada del día 28 de noviembre cuando la sala del 091 recibió una llamada por parte del centro alertando de que cuatro residentes estaban en el patio del centro ebrios, gritando, escuchando música con un altavoz a gran volumen, haciendo caso omiso al personal.

A su llegada, los agentes les pidieron que cesaran su actitud pero, lejos de hacerles casos, les comenzaron a insultar, a amenazar en árabe y a lanzar objetos. Ante ellos, los policías utilizaron los escudos de protección. A pesar de que los alborotadores huyeron y se escondieron en el centro, en unos minutos consiguieron localizarles.

En el momento de la identificación, dos de ellos agredieron a los agentes con puñetazos y patadas, llegando a escupirles y a intentarles quitar la defensa a uno de los policías actuantes. Por eso, dos de ellos, de origen marroquí, fueron detenidos. Cuatro agentes resultaron finalmente heridos leves.

Fuentes de la Consejería de Políticas Sociales han explicado a Europa Press que esa noche los arrestados salieron a la calle y llegaron "un poco alterados" y, ante el altercado generado, los educadores llamaron a la Policía, siguiendo el protocolo en estos casos. Los dos menores volvieron la mañana siguiente al centro "al no encontrar la Policía motivos suficientes para que pasasen a disposición de la Fiscalía", apuntan.

Para leer más