6 de abril de 2020
18 de mayo de 2014

Desalojan a 150 menores de una fiesta en un local que les vendía bebidas alcohólicas

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Municipal han desalojado a 150 menores de una fiesta en la que se les servían bebidas alcohólicas, el volumen de la música era excesivo y el local adolecía de graves deficiencias de seguridad, según ha informado este domingo el Consistorio en un comunicado.

   Así, los agentes se presentaron en un local ubicado en la calle Coslada número 11 tras recibir una denuncia en la que se informaba de la celebración de una fiesta con menores consumiendo bebidas alcohólicas y música a gran volumen.

   El local donde se celebraba era un sótano al que se accedía por una estrecha escalera sin alumbrado. La estancia cuenta con dos salidas de emergencia por las que se accede al portal de la finca, tras atravesar un estrecho pasillo sin iluminación, aunque sólo una de ellas estaba operativa.

   En la inspección, los agentes localizaron gran cantidad de vasos de plástico vacíos en la basura, así como las pilas llenas de botellas de bebidas alcohólicas sumergidas en hielo y cámaras frigoríficas con botellas de cerveza.

   Los menores, que fueron identificados a través del DNI, reconocieron  haber pagado 15 euros para tener derecho a la barra libre. El local publicitó la fiesta mediante anuncios en dos colegios próximos.

   Por otra parte, el propietario adujo que la licencia del local se había roto el día anterior en el transcurso de una pelea en el establecimiento. El encargado del local fue denunciado por un presunto delito de atentado contra un agente de la autoridad, al accionar el cierre metálico del local hiriendo a un agente cuando vio la llegada de la Policía.

   Además, el local fue denunciado por múltiples infracciones a la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de Madrid y por tener cámaras de videovigilancia sin la autorización y los carteles avisadores correspondientes.

ALARMA SOCIAL INNECESARIA

   Por su parte, fuentes de la Plataforma de Asociaciones Empresariales del Ocio y del Turismo de Madrid han criticado la política de comunicación del Ayuntamiento de la capital, al considerar que "este tipo de información recurrente genera una alarma social innecesaria que degrada la imagen turística de Madrid", han asegurado en declaraciones a Europa Press.

   La Plataforma, que no ha querido entrar a valorar este desalojo al desconocer las circunstancias del mismo, sí ha destacado que los comunicados que el Consistorio emite "prácticamente semana sí, semana no" sobre sucesos relacionados con el ocio nocturno "son confusos, tendenciosos y desproporcionados".

   Las mismas fuentes han incidido en que la capital tendría que estar "sacando pecho en términos de imagen de ciudad" al tener a dos de sus equipos de fútbol en la final de la Liga de Campeones, y así tratar de "compensar un año nefasto" al no conseguir "los Juegos Olímpicos ni Eurovegas".

   Por eso, solicitan al Consistorio que "reconsidere su política de comunicación", y dejen de "anticipar los resultados de expedientes administrativos". "En Madrid no ocurren problemas en términos de ocio desde hace 30 años", han concluido.