22 de noviembre de 2019
30 de noviembre de 2009

Desarticulada una organización rumana especializada en asaltar viviendas habitadas de toda la Comunidad

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Grupo de Delincuencia Organizada de la Comandancia de Madrid, han desmantelado, el marco de la Operación Ipanema, un grupo organizado, integrado por rumanos, especializado en perpetrar robos en viviendas repartidas por toda la Comunidad de Madrid.

Según informó hoy la Benemérita, la investigación tenía su origen el pasado mes de junio, cuando se tenía conocimiento de la perpetración de un robo en una vivienda de Las Matas (Las Rozas), donde los asaltantes emplearon una violencia extrema contra los septuagenarios moradores del domicilio, que tuvieron que ser atendidos en un centro hospitalario.

La complejidad y violencia del robo acaecido motivó que la investigación fuera desarrollada por el Equipo de Delincuencia Organizada de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

Las primeras pesquisas policiales se centraron en el entorno de los asaltados, así como en analizar si se habían producido otros hechos delictivos de características similares en la zona. Poco después, se inició una investigación sobre una empleada doméstica de nacionalidad rumana, ante las sospechas de que ésta pudiera haber facilitado información sobre los moradores del inmueble.

Esta investigación permitió descubrir toda una red delictiva, liderada por un ciudadano rumano, que era el encargado de organizar los robos con una serie de colaboradores bajo su mando. Esta misma persona, asimismo, regentaba un locutorio en la zona de Vallecas utilizado para recepcionar el género sustraído, que posteriormente era vendido o incluso regalado.

Todo golpe que realizaban venía precedido por un reconocimiento previo de la zona, y para ello se valían de la empleada de hogar que les facilitaba información de la posible existencia de caja fuerte, así como si en dicho hogar había cantidades elevadas de dinero en efectivo.

Otra de las fuentes de información con la que contaba la organización y que le permitía recabar datos muy valiosos para sus golpes, era el trabajo que tenía como transportista el subjefe de la banda, el cual realizaba portes para una empresa de muebles y electrodomésticos.

Una vez seleccionado el objetivo, fijaban el día del robo, que era perpetrado preferiblemente en horario diurno, sin importarles si estaban los propietarios en su interior. Éstos eran casi siempre reducidos, incluso utilizando la violencia.

A lo largo de la semana pasada se inició la fase de explotación de esta Operación, que culminó con la detención de nueve personas y la realización de los oportunos registros domiciliarios, donde se han recuperado gran cantidad de efectos, entre ellos joyas, muchas de las cuales ya han sido reconocidas por sus legítimos propietarios.

Con esta Operación se han esclarecido una totalidad de 15 robos, perpetrados en las localidades de Madrid, Valdemoro, Las Rozas, Alcalá de Henares y Leganés. Los detenidos son todos ellos de nacionalidad rumana, con edades comprendidas entre los 19 y los 38 años.

Se trata de siete hombres y dos mujeres. La Autoridad Judicial competente ha decretado el inmediato ingreso en prisión de todos los detenidos varones, que supuestamente eran los autores materiales de los asaltos, así como el de la mujer que, valiéndose de su condición de empleada doméstica, proporcionó la información necesaria para el violento asalto que motivó el inicio de esta investigación, que sigue abierta y que no descarta nuevas detenciones.