18 de octubre de 2019
1 de julio de 2014

Desarticulada una red criminal dedicada al menudeo de hachís

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una red dedicada al tráfico de hachís en la Comunidad de Madrid, lo que ha provocado la detención de siete personas, entre las que se encuentra un menor, pues uno de los arrestados conducía un vehículo cargado con droga acompañado de su hijo de 15 años para no levantar sospechas.

   Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, esta operación se ha saldado, asimismo, con la incautación de 30 kilogramos de estupefaciente almacenados en diferentes viviendas y que transportaban en coches "caleteados", es decir, preparado con oquedades ocultas.

   La investigación policial arrancó con la localización, en el municipio madrileño de El Vellón, de una finca que era empleada como lugar de ocultación de hachís y desde donde salían varios vehículos para distribuir la droga en la región. A partir de ese momento, los agentes iniciaron las pesquisas para la identificación de los integrantes de esta organización.

   Durante las investigaciones, los policías interceptaron un coche procedente de Málaga en la A-4. En el registro, los agentes encontraron un habitáculo en la parte baja del vehículo y hallaron 15 kilos de hachís distribuida tanto en "bellotas" como en placas. El conductor iba acompañado de su hijo de 15 años para pasar desapercibido ante eventuales controles policiales. En ese momento se procedió a la detención de ambos.

   Estos arrestos desencadenaron el registro de tres domicilios, uno en San Sebastián de Los Reyes, donde se intervinieron tres kilos del estupefaciente listo para su distribución, y dos en Parla, donde hallaron en uno de los pisos doce kilos de hachís.

   Asimismo, los agentes se incautaron en la finca de El Vellón tres kilogramos de marihuana ya preparada para su consumo y diversas plantas en fase de cultivo. También en uno de los inmuebles se encontraron dos asientos desmontados de vehículos que estaban siendo manipulados por los miembros de la banda para ocultar la mercancía.

   Los investigadores una vez identificados los componentes de la red procedieron a la detención de otros cinco miembros. Uno de ellos, al percatarse de la presencia policial intentó fugarse en su coche intentado atropellar a varios agentes y cometiendo varias infracciones de tráfico.

   En su huida colisionó con otro vehículo que circulaba con normalidad, por lo que se le imputa también un delito de lesiones, atentado contra la autoridad y un delito contra la seguridad del tráfico.

   La investigación, que continúa abierta y en la que no se descartan más detenciones, ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.