10 de diciembre de 2019
18 de diciembre de 2009

Detenidas ocho personas acusadas de falsificación y distribución de dispositivos electrónicos

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional y la Policía Municipal de Madrid han detenido a ocho personas dedicadas a la falsificación y distribución de dispositivos electrónicos que comercializaban teléfonos móviles, reproductores de música o consolas pirateadas en todo el país desde dos tiendas de Madrid, según informó hoy la Jefatura Superior de Policía.

Las mismas fuentes informaron de que en la operación fueron incautados 50.840 euros en efectivo y miles de artículos falsificados, con diseños idénticos a los originales y procedentes en su mayor parte de China. El valor de los teléfonos, consolas y cartuchos compatibles para vulnerar las medidas de seguridad de las mismas, memorias, baterías, cargadores, fundas y otros accesorios "piratas" incautados asciende a más de un millón de euros.

Para desarrollar sus actividades económicas, la organización había articulado una importante infraestructura comercial extendida por la Comunidad de Madrid. En estos locales montaban, almacenaban, distribuían o incluso vendían directamente los dispositivos falsificados, que iban desde telefonía móvil y sus accesorios, hasta reproductores de música, consolas de videojuegos, memorias usb o baterías.

La organización disponía de dos almacenes: uno de ellos en el Polígono de Sonsoles en Fuenlabrada y el otro en el distrito madrileño de Ciudad Lineal. Este último piso era utilizado también como vivienda y taller donde se vulneraban los sistemas de protección anti-copia de las consolas de videojuegos y se ensamblaban los distintos accesorios de las mismas.

Era en otro establecimiento del distrito de Ciudad Lineal donde se montaban finalmente los aparatos y se comercializaban a toda España a través de empresas de mensajería. Finalmente, la distribución directa al público de efectuaba en un establecimiento comercial sito en el distrito de Usera.

La Policía declaró, que entre los efectos intervenidos, hay 13.300 cartuchos compatibles para consolas, 290 teléfonos móviles de diferentes marcas, 4.950 fundas para móviles y cámaras de fotos de imitación, 25.000 "blister" para cartuchos de consolas y adaptadores USB, 1.300 memorias USB, 15.000 accesorios para consolas, 1.400 tarjetas de memoria, 3.500 pilas y baterías y 400 cargadores de diversas marcas.

La investigación ha sido desarrollada por agentes del Grupo de delitos contra la Propiedad Industrial e Intelectual de la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial, con la colaboración de agentes de la UCRIF Central de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y la Unidad Integral del distrito de Puente de Vallecas de la Policía Municipal de Madrid.