9 de agosto de 2020
2 de julio de 2020

Detenido el hombre que mató a un mendigo, arrojándole un saco de escombros, en el barrio Salamanca

Detenido el hombre que mató a un mendigo, arrojándole un saco de escombros, en el barrio Salamanca
Imagen de recursos de agentes de Policía Nacional. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Madrid al presunto autor de un homicidio de un hombre sin hogar que apareció muerto de múltiples contusiones en un banco de un parque infantil del distrito de Salamanca el pasado 15 de junio, ha informado este jueves la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

Concretamente, el cadáver fue encontrado sobre las 7.15 horas en el número 90 de la calle General Díaz Porlier, muy cerca del Hospital La Princesa. Tras el aviso vecinal, acudieron sanitarios del Samur-Protección Civil, que solo confirmaron el fallecimiento de este individuo por golpes en la cabeza, ya que no había posibilidad de reanimación, indicó a Europa Press una portavoz de Emergencias Madrid.

Al lugar acudieron agentes de seguridad ciudadana que aseguraron la zona e hicieron las primeras indagaciones, y posteriormente el grupo de delitos violentos de la Brigada Provincial de Policía Científica, así como agentes el Grupo V de Homicidios que se hicieron cargo de la investigación y revisaron las cámaras de la zona.

Los agentes pudieron constatar que la tarde anterior la víctima había mantenido una discusión con un individuo en la que sufrió una agresión con un golpe en la cabeza. Posteriormente el mismo atacante regresó al lugar y asestó varias patadas al varón y vació sobre su cuerpo un saco de escombros.

Las investigaciones realizadas por los agentes permitieron la identificación del presunto autor, que fue arrestado en un lugar próximo a donde se produjo el crimen y puesto a disposición judicial, desde donde se decretó su ingreso en prisión.

Según los vecinos, el fallecido era una persona sin hogar que solía dormir en ese mismo banco. En el parque suelen pasar la noche otros mendigos, con quienes el difunto había tenido peleas recientes.