18 de octubre de 2019
15 de febrero de 2009

La directora de ARCOmadrid asegura que "se está vendiendo más de lo que se esperaba" y que la Feria "aprobará con nota"

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La directora de ARCOmadrid, Lourdes Fernández, aseguró hoy que los galeristas presentes en esta edición "están vendiendo más de lo que esperaban e incluso en algunos casos, se está vendiendo muy bien". "Yo creo que este año aprobamos con nota, pero vamos a esperar al lunes", declaró a Europa Press. El lunes, los responsables de ARCOmadrid facilitarán, en rueda de prensa, los datos de ventas de galerías e instituciones y el número de visitantes.

ARCO, que este año pasa a denominarse ARCOmadrid para vincular la feria a la ciudad de Madrid, abrió sus puertas el miércoles para coleccionistas y profesionales, con el panorama de la crisis financiera como telón de fondo y los posibles "ajustes" de precios en muchas de las piezas expuestas.

Este fin de semana el acceso se abre al público en general, previo pago de una entrada de 32 euros y 21 euros para estudiantes. La obra expuesta en ARCOmadrid incluye las vanguardias históricas, clásicos contemporáneos y arte actual. Alrededor de 250 galerías procedentes de más de 30 países expondrán pintura, escultura, instalaciones, fotografía, vídeo, new media, dibujo y grabado.

En opinión de la responsable de ARCOmadrid, no ha existido tanta "especulación en los precios" dentro del mercado del arte, aunque reconoció que los precios en las subastas se han "disparado" en un momento determinado. Como ejemplo, citó el retrato Mao Zedong de Andy Warhol, que alcanzó en subasta un precio de 17 millones de dólares, y sin embargo, "las obras de Warhol no aumentaron su precio", explicó Lourdes Fernández.

"Ha habido subida de precios porque el mercado lo pedía, cuando hay más demanda los precios también se pueden disparar, pero no ha ocurrido como en el mercado inmobiliario", alegó.

TRABAJO "ARDUO" ESTE AÑO

De todas formas, Fernández reconoció que, aunque el trabajo ha sido "arduo" este año, con el fantasma de la crisis acechando, aseguró que el balance es "muy bueno", aunque "hay que esperar al lunes a que las galerías saquen sus propias conclusiones", añadió.

En contra de lo publicado en algunos medios de comunicación, para la directora de ARCOmadrid esta edición "no es menos arriesgada" en sus propuestas o "más conservadora", ya que el arte, en su opinión, "siempre es arriesgado".En este sentido, subrayó el "esfuerzo" de las galerías por ofrecer un stand "espectacular" con "piezas de calidad, y las buenas piezas a veces, no son las más comerciales", precisó.

En esta misma línea, declaró que la "magia del arte es la otra mirada que nos da de la realidad" y una pieza es más buena o menos buena "a medida que te haga ver o sentir algo más". Es en este momento, cuando Fernández recuerda las palabras de un antiguo profesor: "Arte es belleza más idea" y "las grandes piezas aúnan una buena idea y la belleza", aclaró Fernández.

MENOS SOLICITUDES

Respecto al descenso del número de galerías y las solicitudes para las próximas ediciones, Fernández indicó que todo dependerá de "la demanda". "Creo que el tema del número de galerias, no es una crítica --precisó-- se ha manejado más este año en los medios de comunicación por el tema de la crisis, pero el número nunca han sido el mismo". No obstante, reconoció que en 2007 hubo 600 peticiones y este año sólo han recibido 491.

De todas formas, para el año que viene, Lourdes Fernández piensa seguir "luchando" y mantener el nivel de ARCOmadrid tanto en calidad como en "nivel de transacciones económicas" para convertir la Feria en una gran "plataforma de mercado".

De camino, Fernández espera que la crisis financiera avive el panorama de la creación y que se produzcan obras, cada vez mejores, probablemente ligadas a "las nuevas tecnologías" y mostrando la realidad que vivimos. "Es una realidad y las nuevas tecnologías van a trasformar la manera de crear", concluyó.