1 de marzo de 2021
22 de enero de 2021

Dos robots retiran forjados, vigas y pilares del edificio que explotó en la calle Toledo

Dos robots retiran forjados, vigas y pilares del edificio que explotó en la calle Toledo
Un grúa durante el desmontaje del edificio siniestrado en el número 98 de la calle Toledo, en Madrid (España), a 22 de enero de 2021. El Ayuntamiento de Madrid prevé que los trabajos de desmontaje del edificio donde se causó una explosión durarán al menos - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS

El colegio apenas tiene desperfectos, salvo los cascotes caídos en el patio

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, Mariano Fuentes, ha detallado que anoche llegaron a la zona donde explotó el miércoles un edificio en la calle Toledo dos robots especializados en retirar forjados, vigas y pilares, un trabajo que durará dos semanas.

De esta forma, se seguirá trabajando desde el exterior al interior porque dentro del edificio derruido no se garantiza la estabilidad, ha explicado el edil que junto a la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, han visitado hoy la zona y los vecinos más afectados.

Los técnicos municipales están trabajando en dos fases. La primera, en terminar de revisar los edificios colindantes al que estalló. Y ha apuntado, como ayer, que el número 106 tiene mayores daños por los cascotes lanzados por la explosión de muros medianeros. Y la zona de cubierta de los número 104 y 106 son más afectadas.

También hay unos contenedores colgados con grandes grúas, que irán trabajando lo largo del día, pero con mayor o menor ritmo dependiendo de cómo sople el viento. Según ha informado el edil, ayer se quitaron escombros de la última planta y cubierta de la residencias de mayores. "Aún quedan muchos escombros en las partes exteriores", ha añadido.

Mariano Fuentes también ha destacado que se han revisado todas las viviendas, daños en tabiquería, pero que no han afectado a la estructura y muro de carga de los edificios anexos, por lo que no corren el peligro de inestabilidad, por lo que no serán derruidos. Tendrá que rehacerse, eso sí, el muro medianero, la cubierta y parte de la fachada.

LOS DAÑOS

La vicealcaldesa ha señalado que los técnicos de control de edificación les han transmitido que la iglesia de la Paloma tiene pocos daños, solo algunos en un ábside y en las vidrieras. Y que el colegio apenas tiene desperfectos, salvo los cascotes caídos en el patio.

"Ha sido una gran coincidencia que los niños no pudiesen salir al patio porque estaba helado. La directora del colegio me dijo que tuvieron mucha suerte porque además su hijo también jugaba debajo de una canasta que cayó con la explosión", ha dicho.

Begoña Villacís ha comentado también que el edificio correspondiente al número 102 de la calle Toledo es el más dañado, que el 106 ha vuelto a abrir algunas casas y que en el 104 podrán volver todos los vecinos cuando terminen de revisar todas las viviendas, previsiblemente hoy. Además, los técnicos a hacer un 'baypass' para restablecer el gas en los números 102, 104 y 106.

Sobre las hipótesis del origen de la explosión, la concejal de Ciudadanos ha apuntado que los técnicos de control de edificación no dan ninguna hipótesis por buena. "El embolsamiento de gas es una de las hipótesis pero los técnicos no nos dicen con certeza qué ha ocurrido", ha dicho.

Para leer más