22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 23 de junio de 2009

    Ecologistas acusa a Aguirre de hacer demagogia con la siniestralidad para justificar el desdoblamiento de la M-501

    MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz de Ecologistas en Acción, Paco Segura, acusó hoy a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de hacer demagogia con los datos de siniestralidad en las carreteras para justificar el desdoblamiento que ayer anunció de la M-501 entre San Martín de Valdeiglesias y Navas del Rey.

    Tras este anuncio, y después de un primer desdoblamiento cuyas obras fueron acompañadas de constantes denuncias de los grupos ecologistas, Segura señaló que en este caso "hay mucha demagogia y se utiliza el asunto de la siniestralidad porque es algo incuestionable, pero en el fondo, en el momento que se analiza, hay muchas más alternativas a la autovía y al asfalto".

    Así, se refirió a que en lugar de favorecer la construcción de más carreteras, la Comunidad de Madrid debería abogar por un Plan de Sostenibilidad en el Transporte y fomentar el transporte público como los autobuses o el tren. De hecho, recordó que todavía están pendientes los bus-vao de las grandes autovías de entrada a la capital.

    "La peor estrategia es animarles a que vayan en coche... lo mejor es animar a la gente a que utilice el autobús, que es cinco veces más seguro por kilómetro recorrido que el coche, o que vayan en tren, que es 20 veces más seguro por kilómetro recorrido que el coche", añadió Segura, quien indicó, además, que hay otras carreteras en Madrid que tienen mayor índice de siniestralidad que la conocida como 'carretera de los pantanos' antes del desdoblamiento, como es el caso de la M-607.

    Por lo tanto, subrayó que no están de acuerdo con este nuevo desdoblamiento, destacando además que siempre han defendido en esta carretera su "gran impacto medioambiental", que no sólo ha sido reconocido por los grupos ecologistas sino por la propia Comunidad de Madrid en los estudios de impacto medioambiental que se hicieron y por el CSIC, en el estudio que encargó Alberto Ruiz Gallardón en su día cuando era dirigente del Ejecutivo autonómico.

    "Ahora se hacen los estudios a la carta, y se le paga a una empresa para que se diga lo que quieren que se diga", agregó el portavoz, al tiempo que insistió en que antes de construir más carreteras, "obviamente se puede mejorar el transporte público y el sistema ferroviario".