22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 28 de julio de 2010

    Ecologistas felicita al Parlament por la prohibición y confía en que en el futuro se extienda a toda España

    MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Ecologistas en Acción Comunidad de Madrid ha felicitado al Parlamento de Cataluña por la prohibición de las corridas de toros y ha confiado en que en los próximos años la abolición de este festejo se extienda al resto de comunidades autónomas.

    En un comunicado, se han congratulado por la decisión de este miércoles de los catalanes, pues se han convertido "en la segunda Comunidad Autónoma del Estado que no permite que en su territorio se torture hasta la muerte a un toro en la mal llamada 'Fiesta Nacional'".

    Desde la organización han considerado que la tramitación de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) ha sido "ejemplar" y que "traslada a la gran mayoría de los ciudadanos y al resto de las administraciones un claro mensaje: en el siglo XXI las corridas de toros no tienen cabida en la sociedad".

    En la Comunidad de Madrid ya se ha admitido a trámite una ILP que pretende prohibir las corridas de toros, "y en los próximos meses y años serán otras las Comunidades Autónomas en las que se propondrá la prohibición de las corridas de toros", ha declarado el coordinador de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber, a través de un comunicado.

    Oberhuber se ha mostrado convencido de que "se llegarán a prohibir todas las corridas de toros, la duda es si esto sucederá en esta o en la próxima generación". "Ecologistas en Acción considera que las corridas de toros están basadas en la tortura, el dolor y el ensañamiento con el toro, así como en el desprecio hacia los derechos de los animales", ha afirmado Oberhuber.

    Además, según el coordinador, "transmite valores negativos a la sociedad, tales como el uso de la violencia, el desprecio hacia los derechos de los animales, el disfrute con la tortura y el maltrato animal".

    "En un mundo controlado por la especie humana se han de establecer unas responsabilidades de ésta hacia los animales, domésticos y silvestres, y sus necesidades, resultando imprescindible promover una cultura y una legislación que regule los derechos de los animales", ha remachado Oberhuber, que ha añadido que "el cambio positivo de actitudes hacia los animales como seres no humanos, está íntimamente ligado al respeto global por toda clase de vida y, por extensión, a todo el planeta".