11 de diciembre de 2019
19 de febrero de 2014

La empresa que adquirió las 3.000 viviendas del IVIMA intenta "liquidar" las juntas de administración existentes

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Encasa-Cibeles, la empresa que adquirió las 3.000 viviendas protegidas vendidas por el IVIMA , está intentando "liquidar" las juntas de administración existentes en las promociones creando una junta de propietarios de la que solo forman parte ellos mismos, según han denunciado este miércoles los afectados a través de un comunicado.

Los inquilinos critican que de esta forma la empresa puede aprobar presupuestos y mensualidades "unilateralmente" mientras son ellos los que tienen que pagarlo. Asimismo, defienden que de acuerdo con los contratos firmados con el IVIMA "no pueden crear una junta de propietarios y liquidar las juntas de administración existentes".

En este sentido, apuntan que la estipulación novena del contrato dice que "el arrendatario se obliga a constituirse en Junta Administradora, que asumirá las funciones de administración del inmueble que la Ley de Propiedad Horizontal atribuye a la Junta de Propietarios, en el supuesto de que la finca donde se ubica la vivienda objeto del presente contrato se encuentre en su totalidad cedida en régimen de alquiler".

Por otro lado, reconocen que más adelante el contrato dice que "en el supuesto de que en el inmueble se hubiera constituido una Comunidad de Propietarios por existir viviendas en régimen de propiedad, el arrendatario se obliga a satisfacer directamente a dicha Comunidad los gastos".

Según los afectados, Encasa-Cibeles argumenta que, como ahora son los propietarios, están legitimados, según los contratos, a crear la citada junta de propietarios, de manera que "parecen ignorar que las viviendas están sujetas a un régimen de protección que las clasifica específicamente como de alquiler con opción a compra".

Por lo tanto, los afectados sostienen que "todas las viviendas existentes están en régimen de alquiler, independientemente de quién fuese su propietario, el IVIMA o cualquier otra empresa privada", luego "hasta que los inquilinos no ejerzan su derecho a compra no hay ninguna vivienda en régimen de de propiedad".