20 de enero de 2020
  • Domingo, 19 de Enero
  • Sábado, 18 de Enero
  • 23 de febrero de 2010

    Las empresas madrileñas son las que más acuerdos de refinanciación firmaron para evitar concursos de acreedores

    MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Las empresas madrileñas son las que más acuerdos de refinanciación firmaron para evitar concursos de acreedores, con un total de 18, seguidas por las catalanas, andaluzas y gallegas, las tres con un total de ocho.

    Un total de 80 empresas españolas, en su mayoría grandes grupos y aproximadamente la mitad pertenecientes al sector de la construcción, evitaron entrar en concurso de acreedores al acogerse a acuerdos de refinanciación desde el 27 de marzo de 2009, fecha de la reforma de la Ley Concursal por la que se implantó esta posibilidad extrajudicial.

    "Las refinanciaciones han tenido un funcionamiento razonable y 80 grupos empresariales se han salvado de la crisis desde el pasado mes de marzo", explicó director del Centro de Estudios Registrales, Luis Fernández del Pozo, durante la presentación de la 'Estadística Mercantil 2009' del Colegio de Registradores de España.

    Las cifras concluyen que el 92 por ciento de las empresas que entran en concurso acaban en liquidación, por lo que Fernández del Pozo pidió al Ministerio de Justicia, que estudia actualmente la futura reforma de la Ley Concursal, que tenga en cuenta "la absoluta necesidad de establecer la solución preconcursal" y "habilite un diseño preventivo de la crisis".

    LOS CONCURSOS CRECEN UN 114,8 por ciento

    Un total de 4.480 empresas entraron en concurso de acreedores en 2009, lo que supuso un aumento del 114,8 por ciento respecto al total de 2.086 registrados en 2008, según la estadística de los registradores.

    Por otro lado, el número de sociedades constituidas alcanzó un total de 79.246, lo que supuso un 24,7 por ciento menos respecto a 2008 y sumó el tercer año consecutivo de descensos, tras las caídas del 26,7 por ciento en 2008 y del 3,9 por ciento en 2007.

    Los descensos de constituciones afectaron directamente a las magnitudes de inversión, cuya tasa de variación en la formación bruta de capital fijo cayó un 10,9 por ciento en 2008 y un 12,9 por ciento en 2009. Las inversiones en bienes de equipo descendieron un 11,6 por ciento en 2008 y un 15,3 por ciento en 2009.

    Sin embargo, la caída de sólo el 2,68 por ciento de las nuevas sociedades en el último trimestre de 2009 respecto al mismo periodo de 2008, vislumbra un cambio de tendencia que deberá confirmarse en los próximos meses.

    Por otro lado, las disoluciones empresariales alcanzaron un total de 21.000 en 2009, lo que supuso una caída del 4,5 por ciento respecto al ejercicio anterior. Sin embargo, dado que las constituciones se redujeron notablemente el pasado año, las extinciones las superaron en un 26 por ciento, por encima del 21 por ciento que representaron en 2008.

    Respecto a las fusiones empresariales, se mantuvo el dominio tradicional de las absorciones, con un total de 1.583, frente al total de 10 que se hicieron por unión, descendiendo ligeramente respecto a 2008, cuando se produjeron 1.633 fusiones. Las escisiones totales cayeron un 14,2 por ciento, pasando de 175 en 2008 a 150 en 2009, las parciales se mantuvieron en 259 frente a las 261 de 2008.

    Por último, las ampliaciones de capital cayeron en número un 16,90 por ciento en 2009 respecto al año anterior, y un 16,7 por ciento en capital total suscrito. Las sociedades anónimas acumulan el 50 por ciento del total de capital desembolsado en todas las ampliaciones.