26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 20 de junio de 2014

    Empresas y trabajadores del ocio rechazan la repetición de los exámenes para portero por las "tasas abusivas"

    Las tasas por presentarse a los exámenes pasan de 60 euros a 102 euros

    MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Empresas y trabajadores del ocio nocturno y de los espectáculos han manifestado su rechazo al proceso de renovación de los carnés de controladores de accesos establecido por la Dirección General de Seguridad e Interior, a través de un comunicado del colectivo empresarial Noche Madrid.

    El colectivo critica las "tasas abusivas", la repetición de los exámenes y la "precipitación" para renovar los carnets, lo que, aseguran, pone en peligro cientos de puestos de trabajo en la Comunidad de Madrid.

    "El examen de mañana, al que deben presentarse más de 1.600 profesionales del control de acceso, es el resultado de la improvisación con el que la Consejería de Presidencia ha abordado la elaboración del Decreto para regular la renovación de los carnés profesionales", afirma Noche Madrid.

    El pasado 5 de abril caducaron las acreditaciones de los más de 1.600 profesionales del control de acceso que aprobaron su examen en 2009, tal y como ha recordado la asociación, que ha denunciado que el decreto regulador sobre la renovación no se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) hasta el día anterior, "agotando al límite los cinco años que han tenido para completar la regulación".

    "Toda esta situación se ha visto agravada extraordinariamente si tenemos en cuenta la reducción de los plazos para la presentación de la documentación y las tasas abusivas con las que se penaliza a los trabajadores del sector", han constatado desde Noche Madrid, al tiempo que han señalado que si en 2009 se abonaron 60 euros por presentarse a estos exámenes, los 102 euros de este año "suponen un desorbitado incremento del 67 por ciento sin ningún tipo de justificación".

    Por otro lado, el colectivo ha criticado la "complejidad" del contenido y los requisitos establecidos para la renovación de las acreditaciones, así como la obligatoriedad de volverse a examinar sobre conocimientos que los titulares de los carnets ya demostraron durante las pruebas que se realizaron en el 2009.

    "Desde el punto de vista empresarial, se trata de una exigencia arbitraria y que supone un agravio comparativo con respecto a la obtención de cualquier otro tipo de titulación o de licencia administrativa como el carnet de conducir o la licencia de armas que no obligan a repetir los exámenes en ningún caso", sostiene Noche Madrid.

    Con ello, ha advertido, se van a poner en peligro cientos de puestos de trabajo ya que todos aquellos trabajadores que no hayan completado los trámites administrativos o que suspendan el examen que ya aprobaron hace 5 años van a perder su puesto de trabajo.

    Así, Noche Madrid ha reclamado a la Dirección General de Seguridad e Interior que inicie "una nueva etapa de dialogo con el sector del ocio, los espectáculos y el turismo que evite seguir poniendo en peligro los puestos de trabajo y la apuesta por la calidad de esta importante actividad económica y social".

    Además, ha exigido la convocatoria de "nuevos exámenes" para cubrir la demanda de puestos de trabajo para controladores de accesos, ya que desde hace dos años no se ha realizado ninguna prueba para acreditar nuevos porteros en la Comunidad de Madrid.