9 de marzo de 2021
21 de junio de 2014

Ex jugadores de baloncesto apadrinan a dos jirafas del Zoo

Ex jugadores de baloncesto apadrinan a dos jirafas del Zoo
EUROPA PRESS
230180.1.644.368.20140621183646
Vídeo de la noticia

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Con motivo del Día Mundial de la Jirafa, el 21 de junio, varios de los ex jugadores de la Asociación de Veteranos de Baloncesto Real Madrid, se han acercado al Zoo Aquarium de Madrid para hacer un apadrinamiento simbólico de las dos crías de jirafa, Masai y Kenia, nacidas el pasado mes de abril.

   El objetivo principal del apadrinamiento es concienciar sobre la importancia de su conservación, ya que la especie 'Giraffa camalopardalis', es una de las que se encuentran en peligro de extinción. Por eso, desde el punto de vista del ex jugador de baloncesto Darío Quesada, este tipo de acciones "sirven para concienciar y para fomentar un poco ese cuidado que se debe tener con el planeta".

   "En general toda la sociedad debe hacer un ejercicio de recapacitar un poquito y ver lo que estamos haciendo con el planeta y con la vida que hay en él, que haya animales de este tipo en proceso de extinción es una barbaridad", ha considerado Quesada en declaraciones a Europa Press.

   Además, el ex jugador del Real Madrid ha confesado que no sólo ha venido para apoyar la conservación de las jirafas, sino porque desde pequeño le han identificado con ellas. "Desde que eres joven y empiezas a despuntar con el tema de la altura, el adjetivo de 'jirafa' lo escuchas día sí y día también", ha relatado Quesada, que a pesar de ello, ha reconocido que la experiencia ha sido una "gozada".

   Junto a Quesada, han asistido Rafael Rullán, Joe Arlauckas y Fernando Romay, que se han hecho una foto de familia con las jirafas del zoo después de firmar cada uno a la altura de lo que miden, para ir comparándolo, en un futuro, con el crecimiento de Masai y Kenia, que ya miden 1,90 metros. En concreto, Romay se ha mostrado muy interesado, ya que ha asegurado que le parecen "unos bichos muy raros, pero muy bellos dentro de su rareza".

   "A nosotros de pequeños nos han dicho 'jirafa' cantidad de veces, con lo cual estamos acostumbrados, y el hecho de venir, me parece muy bien por parte de la directiva del zoo", ha considerado Romay.