18 de marzo de 2019
11 de marzo de 2010

ExpoOptica'10 presentará las últimas novedades que las empresas del sector ponen al servicio de los más pequeños

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

ExpoOptica'10 presentará de mañana al domingo en el recinto ferial las últimas novedades que las empresas del sector ponen al servicio de los más pequeños, informó Ifema.

El sector óptico, que cuenta con una amplia representación en su feria de referencia, es cada vez más consciente de las necesidades del colectivo infantil y de la oportunidad que se les presenta. La vigésimo octava edición del Salón Internacional de Óptica y Optometría será, por tanto, una excelente plataforma para que las compañías del sector presenten las principales novedades que han desarrollado en los últimos dos años para los más pequeños.

Monturas flexibles o de policarbonato que, por ejemplo, resisten perfectamente el impacto de un balonazo, o lentes de contacto para niños, un elemento muy recomendable no sólo por su función correctora, sino porque reducen el riesgo de sufrir lesiones, son algunos de los productos que las empresas expositoras de ExpoOptica'10 presentarán en el certamen.

En España, actualmente, 143.000 niños son usuarios habituales de lentes de contacto, según datos del Grupo Coopervision, empresa que participará en el Aula de Contactología de ExpoOptica'10.

Los niños de entre 0 y 10 años son los principales afectados por traumatismos oculares con un 15 por ciento de los casos que se producen en España, según un estudio elaborado por Fundación Visión COI a una muestra de 1.314 personas con edades comprendidas entre los 0 y los 70 años. Si se incluyeran los casos sufridos por niños y adolescentes con edades comprendidas entre los 11 y los 20 años, el porcentaje se incrementaría hasta el 37 por ciento.

JUEGOS Y DEPORTES, PRINCIPALES CAUSAS DE LESIÓN

Según el estudio de Fundación Visión COI, el tiempo de juego y ocio y la práctica de deportes suelen ser las principales situaciones en las que se producen los traumatismos oculares. Así, en la franja de edad comprendida entre los 0 y los 10 años, suponen el 58,7 por ciento de los casos, para un total de 196 accidentes.

En el caso de niños y adolescentes de entre 11 y 20 años, el porcentaje se reduce hasta el 46 por ciento (para un total de 291 casos), debido a la incorporación de otros factores como accidentes laborales o el aumento en traumatismos por agresiones, pero el juego y ocio y la práctica de algún deporte siguen siendo las principales situaciones en las que se producen las lesiones, con 82 y 52 casos respectivamente.

Por el tipo de lesión producida, el 90 por ciento de los casos afecta al polo anterior del ojo (córnea) y el 10 por ciento restante al polo posterior (retina), y en la mayoría de ellos puede implicar una pérdida parcial o total de la visión.

LOS NIÑOS, CADA VEZ MÁS FAMILIARIZADOS CON LAS LENTILLAS.

En España, 143.000 niños son usuarios de lentillas, según datos del Grupo Coopervision, empresa que participará en el Aula de Contactología de ExpoOptica'10, lo que denota la progresiva incorporación de los más pequeños a este tipo de productos de corrección visual. Aún así, este segmento del sector óptico tiene una posibilidad de crecimiento exponencial, si tenemos en cuenta que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el nicho de mercado que representa la población de entre 0 y 20 años supone más de 9 millones de potenciales usuarios de productos ópticos.

Coopervision ha realizado un estudio a 123 niños, de los que el 97,6 por ciento son miopes, con una edad media de 12,45 años y la periodicidad de uso se sitúa en 3,84 días por semana y 6,43 horas al día.

Entre las principales razones que aducen los niños para utilizar lentes de contacto como solución para corregir sus problemas visuales figuran la práctica de deportes (fútbol, baloncesto, balonmano, gimnasia rítmica o natación, entre otros), la utilización del ordenador y de las consolas de videojuegos, la estética y poder jugar con otros niños.

"No existe una edad cronológica para el uso de elementos correctivos visuales, sino una edad mental y cuánto antes se inicie la labor de corrección, las posibilidades de éxito aumentan. De hecho, en el caso del uso de lentillas, los bebés y los niños son los mejores pacientes por dos motivos: su ojo presenta una capacidad de adaptación mucho mayor, puesto que tienen más facilidad de lágrima, y no tienen miedo", afirmó la directora del Centro de Optometría Internacional (COI), Marisol García Rubio.

Para los ópticos y optometristas, el ojo de un niño de 8 años es considerado como un ojo adulto, y con 40 años el ojo es viejo, por tanto, la labor de prevención se debe iniciar desde la más tierna infancia, para que las posibilidades de corrección de las patologías visuales aumenten.