24 de abril de 2019
  • Martes, 23 de Abril
  • 25 de agosto de 2008

    FAMMA pide a las empresas que se involucren para solucionar el problema de la inserción laboral de las discapacitadas

    MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA-Cocemfe Madrid) pidió hoy a las empresas un mayor esfuerzo para solucionar el "grave" problema de la inserción de las mujeres discapacitadas en el mundo laboral.

    Según datos de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales, en la Comunidad de Madrid viven 115.542 niñas y mujeres con algún tipo de discapacidad. "La mayoría, siguen estando en una situación muy desigual con respecto a los hombres y las personas sin discapacidad", señaló la Federación, que apuntó que en la mayor parte de los casos, estas mujeres son consideradas como personas sin autonomía e independencia, "lo que las relega frecuentemente al ámbito del hogar".

    A su juicio, esto acaba traduciéndose en un menor grado de formación con respecto al género masculino, ya que sólo el 8,7 por ciento de las mujeres con discapacidad tienen estudios superiores o universitarios, lo que tiene como consecuencia grandes dificultades a la hora de acceder al mercado laboral.

    Según el presidente de FAMMA, Javier Font, esto no les impide que se incorporen a la vida activa ya que "las mujeres con discapacidad tienen las mismas inquietudes y deseos de igualdad que el resto de las mujeres pero suelen tener más barreras y dificultades para conseguir desarrollar su proyecto de vida y, por consiguiente, un puesto de trabajo".

    Esta situación también la perciben los propios ciudadanos, según una encuesta realizada entre los habitantes de los países de la Unión Europea en el Año Europeo de la Igualdad de Oportunidades, de la que se ha hecho eco la Federación. En este estudio, el 74 por ciento de los europeos cree necesario aumentar la presencia de personas con discapacidad en los puestos de trabajo, mientras que el 79 por ciento consideró que, sobre todo, las mujeres con discapacidad sufren desventajas en la sociedad.

    Por ello, Font hizo un llamamiento para que el mundo empresarial tenga en cuenta este sentir popular y "dé un paso más allá para la integración de las mujeres con discapacidad en el mundo laboral". "En muchos casos, el cumplimiento de la cuota legal responde a una imposición legal, más que una concienciación por parte del empresario", señaló el presidente, quien aseguró que esta situación se da sobre todo en la inserción de personas con discapacidad y "más concretamente sobre las mujeres".

    Font también hizo referencia a un estudio presentado por la Consultoría de Recursos Humanos de PricewaterhouseCoopers que recoge que el 66 por ciento de las empresas consultadas para el estudio no cumple el mandato de la ley de contratar al 2 por ciento de empleados con discapacidad, algo que se ve multiplicado si se refiere a mujeres. En este caso, la mayoría de las entidades reflejadas alegaron "serias dificultades para captar personal con discapacidad de alta cualificación en el mercado laboral".

    El presidente consideró que hay una cultura empresarial en España "poco sensibilizada con la inserción de las mujeres con discapacidad, puesto que la mayoría de empresarios desconoce la posibilidad de solicitar y percibir ayudas al contratarlas".

    Por todo ello, explicó que FAMMA apuesta por tratar de manera efectiva al colectivo de mujeres trabajadoras con discapacidad ofreciendo manuales prácticos que den respuestas a las principales necesidades para buscar a personal de este colectivo, organizando encuentros de trabajo con empresas líderes de cada sector para concienciar a los empresarios, celebrando foros temáticos sobre 'Discapacidad y empresa' y desarrollando un Programa de sensibilización.

    "Todo ello, con la intención de que la sociedad empresarial española sea más consciente de las carencias que a día de hoy soportan las mujeres con discapacidad en nuestra sociedad", concluyó Font.