27 de febrero de 2021
5 de diciembre de 2014

FAMMA propone que se amplíe hasta dos años la baja por maternidad cuando la madre sea discapacitada

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (Famma-Cocemfe Madrid) ha propuesto este viernes en la Comisión de la Mujer de la Asamblea de Madrid que se amplíe hasta dos años la baja por maternidad cuando la madre sea discapacitada.

El presidente de la organización, Javier Font, ha comparecido este viernes en la comisión, que se ha celebrado en la Asamblea de Madrid, con el fin de trasladar a los distintos grupos parlamentarios las principales demandas y reivindicaciones del colectivo de mujeres con discapacidad física y orgánica de la región.

En la comparecencia, Font ha desgranado las principales preocupaciones que tienen en la actualidad las mujeres discapacitadas de la Comunidad en cuanto a maternidad, empleo, educación o sanidad, así como en todo lo relacionado con la participación social de las mujeres con discapacidad o las cuestiones relativas a la prevención de la violencia de género en el colectivo.

A juicio del presidente de Famma, "las mujeres han estado consideradas durante años como objetos que debían ser atendidos y nunca como sujetos titulares de derechos". No obstante, aunque ha señalado que "se ha avanzado en materia de derechos", "la situación de discriminación y exclusión que viven, en ocasiones, las mujeres y niñas con discapacidad hace que sea urgente adoptar medidas específicas y urgentes para evitar su posible exclusión".

En este aspecto, el dirigente de la organización ha incidido en que "más de 3,8 millones de personas en España presentan alguna discapacidad y que, de ellas, el 58 por ciento son mujeres", según la Encuesta del Instituto Nacional de Estadística sobre Discapacidad, Autonomía Personal y Situaciones de Dependencia.

Asimismo, el presidente ha destacado la importancia que tienen los programas de prevención de violencia de género en el colectivo de mujeres con discapacidad, como el programa que lleva a cabo Famma-Cocemfe Madrid denominado '¡Violencia: Tolerancia Cero!'.

Font ha indicado que "el programa ha permitido que más de 60 mujeres en riesgo de sufrir violencia de género hayan recibido apoyo y se hayan entrenado en destrezas para saber reconocer este tipo de violencia y para saber ponerle freno".

De la misma manera, Font ha remarcado que está en marcha la creación de la primera asociación de mujeres con discapacidad física y orgánica de la región, que estará constituida por mujeres que han participado en el programa contra la violencia de género, y que "permitirá trabajar y avanzar en la igualdad de oportunidades para las mujeres que tienen discapacidad y movilidad reducida".

TRABAJAR SOBRE LAS BARRERAS SOCIALES

Entre otras cuestiones, el presidente de Famma ha reiterado que "es prioritario trabajar sobre las limitaciones que generan barreras sociales a las mujeres con discapacidad como consecuencia de la sobreprotección familiar".

Además, ha señalado que "se debe avanzar hacia una verdades educación inclusiva que palie la actual falta de formación sobre género y discapacidad del profesorado y del resto del personal educativo".

Font ha remarcado que "urge formar al personal docente en materia de género y discapacidad, así como potenciar la inclusión de las mujeres con discapacidad con especial hincapié en el mundo rural, donde la mujer está mucho más desprotegida".

Por otro lado, el dirigente de la organización también ha abordado la situación laboral del colectivo femenino, "incidiendo en la posición de desventaja en la que se encuentran respecto a los hombres". Según una Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística (INE) del 2012, en ese año había ocupados un total de 207.000 hombres con discapacidad, mientras que las mujeres que lo estaban ascendían a 148.000.

Por este motivo, Font considera que se "debe potenciar programas para el fomento del empleo que, con carácter específico, se centren en las mujeres con discapacidad y en incentivar a las empresas para que, a través de ayudas públicas, se aumente el número de contrataciones de mujeres con discapacidad".

BAJA POR MATERNIDAD DE DOS AÑOS

Otro de los aspectos en el que el presidente se ha detenido ha sido en las bajas por maternidad. En este sentido, Font ha indicado que "la vida laboral de las mujeres con discapacidad no se puede ver truncada cuando quieren ser madres", por lo que ha propuesto que se amplíe hasta los dos años la baja por maternidad cuando la embarazada sea una mujer con discapacidad.

"La organización en familia requiere, cuando existe una discapacidad, una mayor previsión en tiempos y plazos ante lo que va a ser un cambio importante en la vida de las personas con discapacidad y mucho mas si se es mujer, ha argumentado el líder de la organización.

Además, Font ha dicho a los presentes que España "se encuentra en el número 14 de la clasificación europea en cuanto a los tiempos de baja maternal, siendo Suecia el país que encabeza esta clasificación, al permitir entre 55 y 58 semanas de baja maternal sin contemplar la variable discapacidad".

También ha remarcado que "se debe facilitar a las mujeres con discapacidad la opción de adoptar a niños y que deben poder acceder, en igualdad de condiciones que las demás mujeres a la fertilidad, la maternidad libre, o a los recursos y apoyos a nivel afectivo-sexual o psicológicos que precisen".

Por otro lado, Font también ha incidido en que "se debe acercar el servicio de ginecología adaptada a las mujeres con discapacidad, y se deben eliminar las barreras arquitectónicas en las áreas de maternidad de los centros sanitarios y hospitalarios".

Para leer más