12 de julio de 2020
3 de junio de 2009

Figar propone que los alumnos de 1º de Bachillerato con más de tres suspensos repitan curso con las materias básicas

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid propone que los alumnos de 1º de Bachillerato con tres o más suspensos repitan el curso pero sólo con las materias básicas como Matemáticas, Lengua o el idioma extranjero, conservando así la nota de las asignaturas que no tengan comunes con 2º de Bachillerato como Educación Física o Religión.

Esta fue la idea que ayer transmitió la consejera Lucía Figar a otros representantes de diferentes comunidades autónomas durante la reunión de la Conferencia de Política Universitaria para buscar una solución de cara al curso que viene a la decisión del Tribunal Supremo de prohibir que estos alumnos puedan cursar las suspensas de primero y unas cuantas de segundo.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Consejería, la propuesta concreta es que quienes no promocionen a segundo curso por tener evaluación negativa en tres o cuatro materias, vuelvan a cursar todas las materias de primero, "salvo aquellas que habiendo sido superadas no guarden relación con materias de segundo".

De acuerdo con el anexo II del Decreto 67/2008 de 19 de junio, se mantendrían en este caso las calificaciones obtenidas para luego sumarse a las materias que recuperen en el curso de repetición. No obstante, dicha propuesta recoge que los alumnos, o en su caso, los padres o tutores, que se encuentren en dicha situación podrán optar por la repetición del curso en su totalidad.

Así, las materias de primero que se podrían guardar al alumno son, de las comunes, Educación Física, Religión, Ciencias para el mundo contemporáneo, y Filosofía y Ciudadanía. En la modalidad de Artes, se conservarían las notas aprobadas de Volumen, Cultura Audiovisual, Anatomía aplicada, y Artes escénicas.

En el caso de la modalidad de Ciencias y Tecnologías, se tendrían que repetir todas --al ser comunes con las de segundo--, y en la de Humanidades y Ciencias Sociales, se guardarían las calificaciones de Economía e Historia del Mundo Contemporáneo.

Se trata, pues, de una solución intermedia a la decisión del Supremo que contestó al recurso que presentó en su día la Federación Española de Religiosos de Enseñanza (FERE) y que anula el apartado segundo del artículo 14 del Real Decreto de Enseñanzas Mínimas de Bachillerato.

Concretamente, el apartado anulado señalaba que "quienes no promocionen a segundo curso y tengan evaluación negativa en tres o cuatro materias podrán optar por repetir el curso en su totalidad o por matricularse de las materias de primero con evaluación negativa y ampliar dicha matrícula con dos o tres materias de segundo en los términos que determinen las administraciones educativas".

La sentencia reza al respecto: "Es incontestable que el bachillerato comprende dos cursos y que los alumnos podrán permanecer cursándolo en régimen ordinario durante cuatro años". Así, el Alto Tribunal defiende una cierta flexibilidad en el Bachillerato, pero limitada a la elección de materias que componen el currículo escolar "y no a la configuración de los dos cursos de Bachillerato, con asignaturas sueltas de segundo y de primero".