19 de noviembre de 2019
  • Lunes, 18 de Noviembre
  • 17 de octubre de 2019

    La Fiscalía archiva la denuncia de UGT contra los responsables de extinguir el incendio de Cadalso

    Afirma que "ninguno de ellos en el momento de los hechos denunciados, se encontraba en el lugar ni dieron ni contravinieron orden alguna".

    La Fiscalía archiva la denuncia de UGT contra los responsables de extinguir el incendio de Cadalso
    Incendio en Cenicientos y CadalsoEMERGENCIAS 112 - ARCHIVO

    MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Fiscalía de área de Móstoles ha acordado el archivo de las diligencias de investigación abiertas a raíz de una denuncia presentada el pasado 26 de julio por el sindicato UGT contra las personas que ejercieron de cadena de mando en el incendio forestal ocurrido entre los días 28 y 29 de junio en los términos municipales de Almorox, Cadalso de los Vidrios y Cenicientos.

    Según han informado fuentes fiscales, el decreto de archivo señala que no concurren los elementos necesarios para la tipificación penal de los hechos. Concluye que "ninguno de ellos en el momento concreto de los hechos denunciados, se encontraba en el lugar ni dieron ni contravinieron orden alguna".

    En el escrito, el fiscal subraya que a los denunciados no les puede acusar de haber mantenido una conducta que pusiera en peligro la vida y la integridad de los trabajadores que realizaron las labores de extinción del fuego "a la vista de las circunstancias y especiales características de la actividad laboral desplegada y a la especial cualificación de quienes la realizaban".

    En su denuncia, el sindicato denunciaba el "grave" peligro para la vida e integridad física que se originó pasadas las 22.00 horas del pasado 28 de junio en el término municipal de Navalcarnero, a raíz de la orden de un mando relativa a la necesidad de que replegaran posiciones hacia zona segura debido a las condiciones adversas del incendio en esos momentos.

    Una hora más tarde aparecieron en el mismo lugar dos técnicos forestales quienes, por el contrario, consideraron que era necesario evitar que el incendio pudiera saltar la carretera y por ello ordenaron a los medios personados que procedieran a cortar la vegetación y a realizar tendidos de manguera a los largo de la propio carretera.

    Según la denuncia, a continuación se produjo "un cambio brusco de viento, y con ello un cambio en la dirección del fuego, obligando a todos a evacuar la zona hacia la localidad de Cenicientos, si bien algunos de los miembros de los Retenes Forestales y de la Brigada quedaron atrapados, agrupándose en una viña cercana, logrando posteriormente huir por la carretera en un vehículo que había sido abandonado en el lugar".

    NO DIERON ÓRDENES

    Una vez realizadas las diligencias de investigación, la Fiscalía sostiene que el incendio forestal pasó en pocas horas de la situación de incendio clasificada como 1 de emergencia a la situación clasificada como de emergencia en nivel 2 ( afección de varios núcleos urbanos, con el consiguiente peligro para la población que habita en ellos) "considerándose un incendio de estas características una catástrofe natural con grave riesgo colectivo, siendo el mayor incendio forestal ocurrido en la Comunidad de Madrid en los últimos 40 años".

    Sobre el plan o procedimiento de actuación llevado a cabo por los responsables de extinción "fue cumplido en la totalidad de las previsiones contenidas en el mismo".

    De hecho en el escrito donde se decreta el archivo se aclara que en el plan se concretan y definen los puestos concretos de los máximos responsables en la dirección y gestión de la extinción de los incendios, y que son denunciados por su posible responsabilidad en los hechos, "cuando lo cierto es que ninguno de ellos en el momento concreto de los hechos denunciados, se encontraba en el lugar ni dieron ni contravinieron orden alguna".

    En cambio, sí se encontraba en el lugar el Técnico Forestal de Zona UFA8 "siendo éste el máximo responsable para garantizar la seguridad de sus retenes y con potestad para paralizar cualquier actividad que considerara potencialmente peligrosa para ellos".

    Del estudio de las declaraciones prestadas y de las grabaciones realizadas en el momento de los hechos, la Fiscalía concluye que "resulta que la decisión de realizar el trabajo de cortar la vegetación con motosierra y realizar los tendidos de manguera a lo largo de la carretera, no fue del Técnico Forestal de Guardia sino del Reten Forestal y ello pese a las reticencias del UFA 8 que sin embargo no ordenó paralizar los trabajos".

    En este sentido añade que "al producirse el imprevisto cambio de viento y consecuentemente de la dirección del fuego, la mayor parte de los integrantes de la extinción abandonaron el lugar en los vehículos citados salvo los retenes que se encontraban a unos 150 metros más alejados, quienes se agruparon en una viña que había sido previamente regada como medida de seguridad, hasta que pudieron salir de allí".

    A modo de conclusión la Fiscalía argumenta que "realmente" no existió una orden emitida por alguna de las personas denunciadas que pusiera en grave riesgo a los retenes forestales.

    "En todo caso hay que tener en cuenta que los servicios de extinción de incendios se encuentran constituidos por profesionales preparados y conscientes de los riesgos en el ejercicio de su profesión que aun cuando tienen en cuenta en todo lo debido la materia de prevención de riesgos, lo cierto es que es imposible prever todas las situaciones con las que se pueden encontrar, debiendo en ocasiones adoptar decisiones ante situaciones imprevistas, siendo la profesionalidad y buen hacer las que guíen su actuación", precisa el escrito de archivo de diligencias.