3 de marzo de 2021
18 de diciembre de 2009

Fomento y taxistas acercan posturas y acuerdan una mesa en enero para trabajar en una norma con más "seguridad jurídica"

No descartan movilizaciones en la celebración de la Cumbre europea en Madrid ni acudir a los tribunales a recurrir la Ley Ómnibus

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Fomento y los representantes de los taxistas acercaron hoy posturas y quedaron en convocar una mesa de trabajo después de las fechas navideñas para tratar la reforma del Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT) que aporte al sector del taxi "una seguridad jurídica".

Así lo explicó el presidente de la Unión Nacional de Asociaciones Libres del Taxi (UNALT), José Luis Funes, tras salir de la reunión que junto a representantes de la Sectorial del Taxi de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA mantuvieron este al mediodía con carácter urgente en este Departamento.

En declaraciones a Europa Press, Funes indicó que en el encuentro se ha gestado "un compromiso con voluntad de diálogo" que, a su juicio, es "positivo", ya que ha permitido determinar que en enero se empiecen a reunir para llevar a cabo la modificación de unas normas, prevista para el próximo ejercicio, en el ROTT con el fin de crear un texto "que dé una mayor seguridad jurídica al sector del taxi".

Durante la breve reunión, los taxistas conocieron de primera mano las modificaciones que a última hora de ayer el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados introdujo antes de aprobar la Ley Ómnibus con el artículo 21 incluido y que matiza las condiciones para la actividad de alquiler de vehículos por conductor y el ámbito territorial de autorizaciones.

Así, debido a estos cambios que afectan a "tres renglones" del artículo, dicha actividad ya no podrá ejercerse en cualquier parte del territorio independientemente de donde se recojan y dejen los clientes, algo que para los taxistas resultaba "una agresión" contra la normativa reglamentaria sobre el taxi.

Pese a que de momento los servicios jurídicos están valorando los cambios, Funes subrayó que estos "paliarían en gran parte el problema que tenía el taxi porque supondría que el taxista no podría cargar con origen y destino fuera de su comunidad". "Nos daría seguridad jurídica puesto que no sería posible que con una licencia en una comunidad se prestara servicio en otra".

No obstante, aseguró que no descartan continuar con las movilizaciones y hacerlas coincidir con la celebración de la Cumbre europea en Madrid, cuando España tome posesión de la presidencia europea, si bien afirmaron que ambas organizaciones se desmarcan de los "actos vandálicos" ocurridos especialmente durante el día de ayer.

Funes explicó que cuentan con un departamento de seguridad encargado de velar por ésta y que, según un informe llevado a cabo por las movilizaciones de ayer, durante los disturbios en algunos puntos, donde supuestos piquetes no permitieron que sus compañeros pudieran prestar servicio fuera de las horas convocadas para el paro y la manifestación.

"Nos desmarcamos de los actos vandálicos y estaríamos muy interesados en que la Delegación de Gobierno nos diga si los detenidos son taxistas", señaló el presidente de la UNALT refiriéndose concretamente a los sucesos en la sede de CC.OO, que intentaron asaltar. "Tenemos constancia de que se juntaron pequeños grupos de cierto grado de radicalidad", añadió.

Por otro lado, destacó que tampoco descartan recurrir ante los tribunales la recién aprobada Ley Ómnibus, pero, no obstante, mientras tanto, animaron a los ciudadanos "a que sigan cogiendo el taxi" y a los profesionales de este servicio a lleven a cabo su trabajo con normalidad.