6 de abril de 2020
21 de mayo de 2014

Fundación Tripartita "reabrió dos veces la aplicación" para justificar ayudas a formación

La Comunidad niega que haya concedido ningún plazo extraordinario ni ilegal a las asociaciones relacionadas con el 'caso Aneri'

   MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   La Fundación Tripartita ha confirmado este miércoles que "reabrió dos veces la aplicación informática" para la justificación de las subvenciones destinadas a cursos de formación continua de la convocatoria de 2011, cuando se produjo el presunto fraude conocido como 'caso Aneri', y que lo hizo a "petición de la Comunidad", que, por su parte, ha aseverado que no se ha concedido ningún plazo extraordinario ni ilegal a las asociaciones relacionadas con el 'caso Aneri'.

   "La Fundación reabrió dos veces la aplicación por petición de la Comunidad de Madrid", ha dicho en la Comisión de Empleo, Turismo y Cultura de la Asamblea de Madrid el vicepresidente primero del Patronato de la Fundación Tripartita en representación de CEOE, Javier Ferrer, en respuesta a la pregunta del Grupo Parlamentario UPyD de si "ajustó la fecha límite de justificación de las ayudas de la convocatoria de 2011 de subvenciones de formación continua de la Comunidad de Madrid durante el año 2013 en la aplicación informática, a petición de la Comunidad de Madrid".

   Asimismo, preguntado por si ha habido ajustes de la fecha límite de justificación en otras convocatorias anteriores a la de 2011, Ferrer ha dicho que lo desconocía porque anteriormente se empleaba otro sistema.

   Ante las declaraciones de Ferrer, fuentes de la consejería de Empleo, Turismo y Cultura se han remitido a las explicaciones ofrecidas en el pleno de la Asamblea de Madrid por la consejera, Ana Isabel Mariño, quien afirmó, en respuesta a una pregunta del portavoz adjunto de UPyD, Ramón Marcos, que no se ha concedido ningún plazo extraordinario ni ilegal a las asociaciones relacionadas con el 'caso Aneri'.

   En este sentido, las mismas fuentes han explicado que efectivamente, una vez terminado el plazo de justificación de la convocatoria de 2011, en 2013, se solicitó a la Fundación que rehabilitara la aplicación porque 31 asociaciones, ninguna de las cuales había contratado a la empresa de José Luis Aneri, solicitaron una ampliación del plazo de justificación de las ayudas, reconocida por la ley de procedimiento de las administraciones públicas.

   Asimismo, se hizo un segundo requerimiento en este sentido a la Fundación Tripartita porque las asociaciones indicaron que tenían problemas técnicos a la hora de introducir los datos. Ambas reaperturas se produjeron durante el primer cuatrimestre de 2013.

   En lo que respecta a las asociaciones relacionadas con el 'caso Aneri', más adelante, cuando ya se habían iniciado los expedientes de revocación, solicitaron una ampliación del plazo de justificación sin que ello tuviera ningún efecto. En total, en lo que respecta a las asociaciones relacionadas con el 'caso Aneri' se han tramitado 28 expedientes de revocación a 25 asociaciones, y, por tanto, 25 expedientes sancionadores.

   La cantidad correspondiente a las devoluciones ascienden a 2,6 millones de euros y la de las sanciones podrían triplicar esa cantidad, aparejada a la imposibilidad de contratar durante cinco años con la administración pública.

   En cuanto a las obligaciones de la Comunidad y la Tripartita, Ferrer ha dicho que "el seguimiento y el control es de la Comunidad de Madrid". "Ésa es su obligación, nosotros somos unos puros tratadores de documentos", ha apostillado.

CRÍTICAS A ARTURO FERNÁNDEZ

   Por otro lado, todos los grupos parlamentarios de la oposición han destacado que habían solicitado la comparecencia del presidente de CEIM-CEOE, Arturo Fernández, en esta sesión de la comisión y han criticado "la forma en la que ha actuado de poca transparencia", en palabras del portavoz adjunto de UPyD, Ramón Marcos, quien ha dicho que si se tratara de un cargo público pediría su dimisión.

   La portavoz de Empleo del Grupo Socialista, Josefa Navarro, ha reiterado que la Comunidad ha querido "ahogar con papeles" a la oposición, por los 200.000 folios de expedientes enviados a la Asamblea, y ha preguntado al representante de la Tripartita si esa documentación no se habría podido enviar en soporte informático, a lo que éste no ha sabido responder.